¿Qué pasó con el sorpasso?

Manuel Fernando González

El conflicto de Can Vies ha caído sobre Barcelona como la plaga de chinches a la cárcel de Quatre Camins, ¡manda collons!, los periodistas y sobre todo, los políticos en el poder, se han olvidado de prestarle atención a lo más importante, como lo es, a mi entender, los resultados electorales del pasado 25 de Mayo que, aquí en Catalunya, supuso el triunfo de Esquerra Republicana que se impuso a CiU de forma clara y rotunda, haciendo posible el viejo sueño de Julio Anguita en los tiempos en que esperaba sobrepasar al PSOE y hacer viable un pacto con el partido popular de Jose maria Aznar para retirar "democráticamente del poder" al viejo partido del puño y la rosa

El conflicto de Can Vies ha caído sobre Barcelona como la plaga de chinches a la cárcel de Quatre Camins, ¡manda collons!, los periodistas y sobre todo, los políticos en el poder, se han olvidado de prestarle atención a lo más importante, como lo es, a mi entender, los resultados electorales del pasado 25 de Mayo que, aquí en Catalunya, supuso el triunfo de Esquerra Republicana que se impuso a CiU de forma clara y rotunda, haciendo posible el viejo sueño de Julio Anguita en los tiempos en que esperaba sobrepasar al PSOE y hacer viable un pacto con el partido popular de Jose maria Aznar para retirar "democráticamente del poder" al viejo partido del puño y la rosa. El sorpasso, por fin, ya es un éxito aquí, en casa nostra y sin embargo, nadie ha movido ficha, ni para entrar en el gobierno, ni tampoco, para hacer una autocrítica sincera que valore lo que se esconde detrás de tanto voto perdido que, de momento, solo se atribuye a una "dinámica habitual" a los partidos en el Gobierno en el resto de Europa cuando acuden a las urnas en cónclave continental.


El conflicto de Can Vies es una realidad municipal, y como tal, hay que valorarla y asumirla. Esconderse detrás de ella significa no querer penetrar en lo más profundo de una crisis que ha castigado a los catalanes de una forma tan desconsiderada como injusta. El cabreo generalizado que tenemos casi todos, menos los que siguen chupando del voto ,y por ejemplo, quienes tienen la desvergüenza de viajar en multitud a Roma con familia incluida cuando la gente arma la de San Quintín en Sants, que esa es otra, nos lleva a salir a la calle a protestar a la menor oportunidad, ya que ni los desahucios se han detenido, ni tampoco se han parado los ERE's en las empresas, que para más inri tienen en dirigentes como el Presidente de Coca-Cola España a auténticos dinosaurios enemigos declarados de las conquistas sociales, como si este país en su conjunto hubiera retrocedido en el tiempo algo más que cien años.


Así que volvamos a donde lo dejamos, el pasado 26 de Mayo, o sea, un día después del batacazo electoral de Convergència, PSOE y, por supuesto, del Partido Popular, y exijamos a nuestros políticos que recuperen la sensatez y se pongan las pilas para conectar con sus respectivos electorados, a fin de que la maquinaria del poder, gobierno y oposición, no se detenga y nos saquen del lío en el que nos han metido por hacerle caso a la Troika, a la Señora Merkel y a cuantos expertos pululan en sus anacrónicos partidos que, sabios de medio pelo que cuando los números no salen como ellos vaticinan, llaman despectivamente a sus rivales frikis o bolivarianos, cuando no nos sueltan con gran autosuficiencia patriótica, aquello tan conocido de que la culpa de sus desgracias la tiene Madrid y el resto de los españoles.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH