La abdicación pilla en paños menores a los partidos políticos

|

Rey Juan Carlos y Príncipe Felipe

En este país tenemos unos políticos tan "precavidos" que la abdicación del Rey nos ha pillado legalmente en paños menores, sino juzguen ustedes mismos.

La Constitución Española abre dos puertas para legislar sobre La Corona.

? La primera implicaría una reforma constitucional que pasaría por que el Gobierno presentara un nuevo texto que obtuviera el apoyo de dos tercios del Congreso y el Senado, disolviera la Cortes y convocara elecciones para que el nuevo Parlamento aprobara el texto. Esa posibilidad, tal y como está el patio político, se da ahora mismo por totalmente descartada.

? La segunda posibilidad es la de aprobar en 24 horas una ley orgánica que el Ejecutivo se verá obligado a impulsar inmediatamente.

Así pues ha habido que esperar 32 años para que los diferentes gobiernos de la democracia se dieran cuenta que tenían un vacío legal que ahora hay que solucionar en 24. Es por ello por lo que el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que reunirá mañana martes al Consejo de Ministros para aprobar la ley que detalle cómo se articulará la sucesión del Monarca.

Es la "conocida por todos" Ley de la Corona que quedó pendiente de desarrollo en la Constitución Española cuyo artículo 57.5 fijaba que "las abdicaciones y renuncias y cualquier duda de hecho o de derecho que ocurra en el orden de sucesión a la Corona se resolverán por una ley orgánica". Esa ley orgánica, repetimos, nunca ha sido aprobada. Ahora, el Ejecutivo tendrá que aprobarla en solitario o con una consulta de urgencia a las fuerzas políticas del Congreso que --según ha adelantado el Presidente-- aprobarán en un "plazo breve" la coronación del Príncipe Felipe como rey de España que reinará con el pomposo título de Felipe VI.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH