Crece el consumo de alcohol y tabaco entre los parados de larga duración

|



El consumo de alcohol y tabaco ha aumentado entre las personas en situación de paro de larga duración --más de dos años-- desde el inicio de la crisis en Catalunya, según la segunda edición del informe 'Efectos de la crisis económica en la salud de la población en Catalunya'.


En rueda de prensa este miércoles, el conseller de Salud en funciones, Boi Ruiz, ha presentado el trabajo, que estudia un grupo de 300.000 personas exentas del copago farmacéutico: parados de dos años, pensiones no contributivas, grupos en riesgo de exclusión y con discapacidad.


El director de la Agència de Qualitat i Avaluació Sanitàriaes de Catalunya (Aquas), Josep Maria Argimon, ha alertado de que el consumo de tabaco y alcohol en los parados de este tipo "no se observaba" en 2006, antes de que empezara la crisis.


Además, este grupo se está volviendo "estructural", mientras que el paro de menos de seis meses desciende, por lo que ha pedido políticas de empleo que puedan reducir el número de personas que no encuentran trabajo desde hace más de dos años.


MÁS VULNERABLE, PEOR SALUD


El informe constata que la población vulnerable presenta peores resultados en salud que la población general, ya que "aproximadamente el 80% de factores determinantes de la salud recaen fuera de los servicios sanitarios", ha expuesto Argimon.


Según el estudio, esta población tiene el doble de probabilidad de consumir psicofármacos, acude más al ambulatorio --8,1 visitas de media respecto a seis--, se hospitaliza 1,5 veces más, y tiene un 2,8 más de riesgo de sufrir trastorno mental grave.


Sin embargo, Argimon ha argumentado que no necesariamente se habla de "causalidad entre paro y salud mental", porque a veces puede ser al revés: un brote puede comportar la dificultad de encontrar trabajo.


También ha aumentado el número de suicidios, aunque "ha habido una política sanitaria", como la extensión del protocolo Codi Risc Suïcidi en todo el territorio, y Argimon ha añadido que Catalunya y España están entre los países con una mortalidad más baja.


EL SISTEMA SANITARIO AGUANTA


Según él, aunque el presupuesto de salud se ha reducido un 14% entre 2010 y 2014, el 40% del presupuesto de la Generalitat se destina a esta materia, lo que demuestra que "las políticas de salud han sido prioritarias".


Boi Ruiz ha defendido que "la proporcionalidad de la crisis económica no se ha traducido a la misma proporcionalidad en el sistema de salud", y ha añadido que espera que la situación se revierta lo antes posible y también la contribución fiscal que recibe Catalunya.


El secretario de Salud Pública, Joan Puigdollers, ha afirmado que el sistema sanitario catalán "ha resistido muy bien" a las consecuencias de la crisis, ya que ha aumentado la esperanza de vida con buena salud y la mortalidad ha bajado, si bien no dispone de estos datos en función de la situación socioeconómica.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH