Mas y Urkullu insisten en la "falta de reconocimiento de la plurinacionalidad"

|



El lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, han señalado este sábado que los problemas del Estado español están vinculados "principalmente" a la "falta de reconocimiento de la plurinacionalidad" del Estado, algo que, aseguran, ha quedado constatado tras los resultados de las últimas elecciones generales, celebradas el pasado 20 de diciembre.


En una reunión que ambos han mantenido después de la celebración del encuentro Catalunya-Euskadi en el Camp Nou, ambos han analizado la situación en la que se encuentra el país tras las elecciones y han asegurado que los problemas del Estado "no sólo están vinculados a las mayorías necesarias para formar un Gobierno estable", sino también a esa ausencia de reconocimiento de la plurinacionalidad.


"Las últimas elecciones generales evidencian este pluralismo y deben de ser el punto y final a una forma de hacer basada en la imposición y la falta de diálogo", han indicado desde la Presidencia del Gobierno vasco en un comunicado.


"Gobernar debería ser antes que nada escuchar a aquellos a los que se pretende gobernar. No ha sido así y las consecuencias son visibles para todos", ha añadido.


Tras los comicios del pasado 20-D, existe la posibilidad --por primera vez en democracia-- de que no gobierne el partido más votado. El PP, con 123 escaños, se ha quedado muy lejos de la mayoría absoluta fijada en 176 y no le bastará pactar con Ciudadanos, con 40 escaños, para poder gobernar.


Los resultados del pasado domingo podrían traducirse en un Congreso dividido en el que la elección del próximo presidente dependerá de la capacidad de negociación de los partidos y, ante la falta de mayorías absolutas, hipotéticamente el nacionalismo y el independentismo podrían jugar un papel bisagra y determinar el Gobierno, bien votando a favor bien con su abstención.


En este contexto, Mas y Urkullu han hecho hincapié en su reunión del sábado en que estos resultados "deberían ser una oportunidad para dar cauce de solución a los graves problemas estructurales del Estado", y han alertado de que hay demasiadas "propuestas de vetos y líneas rojas en lugar de planteamiento de soluciones".


"No se percibe un verdadero diálogo con ánimo de llegar a acuerdos, ni un verdadero compromiso con esta cuestión, ni por parte de los principales partidos políticos, ni por parte de otros poderes del Estado", han afirmado desde el Gobierno vasco. "El propio discurso de Navidad del rey Felipe VI evidenció esta falta de compromiso y altura de miras", han criticado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH