Partido desacertado del Barça en Grecia (74-62)

|



El FC Barcelona ha iniciado su andadura en el 'Top 16' encajando un clara derrota en cancha del Olympiacos (74-62), otro aspirante al título que no ha desaprovechado la oportunidad ante adversario lastrado por el cansancio del Clásico y que en ningún momento ha podido pelear por la victoria en el Pabellón de la Paz y la Amistad.


Dos días después de apuntarse una convincente victoria ante el Real Madrid, el Barça afrontaba otro compromiso de máxima exigencia a domicilio, pero el desgaste acumulado y el buen rendimiento de un sólido Olympiacos dirigido una noche más por Vassilis Spanoulis (11 puntos y 9 asistencias) le condenó a una noche gris en Atenas.


El escaso acierto en los tiros libres (11/21) y la batalla pérdida al rebote (41-30) ilustraron la 'resaca' del Barça, que fue arrollado por su rival en el segundo cuarto, en el que encajó un parcial de 25-12. El Olympiacos se hinchó a coger rebotes ofensivos y, a fuerza de segundas opciones, fue encadenando canastas que le permitieron marcharse en el marcador.


El triple sobre la bocina de Daniel Hackett dejó el partido claramente decantado al descanso (39-26) y el equipo griego, verdugo del Barcelona en los cuartos de final de la pasada temporada, ya no dejó escapar a su presa una vez que la tuvo bien agarrada, sentenciando el encuentro en la recta final del tercer cuarto (52-34, minuto 28).



TOMIC SE QUEDA MUY SOLO


Sin el lesionado Carlos Arroyo y con Juan Carlos Navarro muy desacertado (0/5 en triples), el Barça se precipitaba en ataque ante un adversario muy activo en defensa, con continuas ayudas que ahogaban a los visitantes. Tan solo Ante Tomic (16 puntos) encontraba algo de claridad en la zona helena.


Con estas credenciales, el Olympiacos no bajó el ritmo y dejó el partido visto para sentencia con un triple de Strawberry a falta de cinco minutos que situó la máxima renta de la noche (61-42). El Barça ya no logró bajar de los diez puntos de desventaja y el club local tiró de efectividad en el perímetro cuando lo necesitó.


De esta forma, el Barça encajó su cuarta derrota consecutiva en Euroliga, sumando las tres con las que cerró la fase regular. En un grupo tan complicado como el suyo, necesita reaccionar cuanto antes, aunque la próxima semana le espera otro duelo complicado ante el Khimki, que visitará el Palau Blaugrana después de batir al CSKA Moscú este mismo martes (91-89).

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH