El Govern deja tirada Casa Asia mientras abre embajadas en otros países

|


CasaAsia 1

 Casa Asia, principal foro de proyección hacia la región más dinámica económicamente del mundo y único centro adscrito al Ministerio de Exteriores en Barcelona, está amenazada de cierre, pues un juzgado ha ordenado el desahucio de su actual sede, en el Hospital de Sant Pau de Barcelona. El impago de la Generalitat está en el origen del inminente desalojo.


En concreto, el impago asciende a 124.000 euros anuales por parte de Casa Asia a la Fundación Privada de Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, titular del recinto.


Según ha explicado un portavoz, la entidad ha recurrido la sentencia, y dice que están buscando una solución ante los problemas económicos de la entidad, que es financiada por el Ayuntamiento, el Ministerio de Exteriores y la Generalitat, de la que no ha recibido la cantidad comprometida, lo que ha contribuido a esta situación.


RELACIONES ESPAÑA CON ASIA-PACÍFICO 


 Casa Asia nació en 2001 con el objetivo de impulsar las relaciones institucionales, económicas, sociales y culturales de España con la región de Asia-Pacífico. Forma parte de la red de casas del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, integrada también por Casa América, Casa Árabe y Sefarad-Israel, las tres con sede en Madrid; además de Casa Mediterráneo (Alicante) y Casa África (Las Palmas de Gran Canaria). A diferencia de sus hermanas, Casa Asia se ha volcado en promover las relaciones comerciales con gigantes como China, India o Japón —donde la penetración de las firmas españolas es muy escasa en comparación con otros socios europeos— a través de seminarios, jornadas empresariales y misiones comerciales. La elección de Barcelona, capital de una comunidad con fuerte vocación exportadora, como emplazamiento de su sede central (tiene otra en Madrid) no fue casual, según fuentes diplomáticas.


En julio de 2013,  Casa Asia se mudó en el 2013 desde su primera sede en la avenida Diagonal de Barcelona al Hospital de Sant Pau buscando rebajar el coste del alquiler, que rondaba los 600.000 euros anuales. Un convenio con la Fundación Privada Hospital de la Santa Creu y Sant Pau, titular del recinto modernista, lo posibilitó, pero este convenio finalizó en el 2015 y no se ha prorrogado. Así, la juez ha ordenado a la Casa Asia que desaloje el local, de casi 1.000 metros cuadrados, con la amenaza de proceder a su desahucio. Y aunque la sentencia se puede recurrir, su ejecución es inmediata.


A estos desencuentros se suma el hecho de que la Casa Asia acumula una deuda superior a los 370.000 euros por impago de alquiler.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH