Las cuatro condiciones de Demòcrates para que la "nueva" CDC no vaya a los tribunales

|


Demcrates 1


El portavoz de Demòcrates de Catalunya y diputado de JxSí en el Parlament Antoni Castellà ha fijado cuatro condiciones al Partit Demòcrata Català (PDC) --el partido en el que se ha refundado CDC-- para no llevarlos a los tribunales por utilizar una marca electoral parecida a la suya.


En rueda de prensa este lunes ha precisado estas cuatro condiciones: la diferenciación en la utilización estética de las siglas; la diferenciación en el logo; renunciar al azul como color corporativo y la "no utilización de 'Demòcrates' para referirse a sus asociados".


Castellà ha sido muy crítico con que la antigua CDC haya elegido la marca PDC para refundarse: "Hemos topado con la soberbia y aquello de que 'en la política vale todo'. CDC tenía miles de posibilidades de nombre para utilizar y ha elegido el nuestro".


La no utilización de 'Demòcrates' para referirse a los militantes del partido es para Castellà la condición "más importante" de las cuatro y ha recordado que, además, las siglas de Demòcrates de Catalunya no son 'DC', como podría parecer más evidente, sino 'Demòcrates'.


El logo de Demòcrates, una 'D' inscrita dentro de un círculo azul y coronada con una estrella que evoca a la de la 'estelada', recuerda al logo del Partido Demócrata de Estados Unidos --una 'D' inscrita en un círculo azul-- y Castellà exige que el PDC no les imite en cuanto a simbología.


"CONFUSIÓN" EN EL REGISTRO


Más allá de estas cuatro condiciones, Castellà ha confiado en que el PDC no podrá registrar su marca electoral sin problemas, ya que la ley de partidos --ha citado el portavoz-- explicita que en un mismo territorio no se pueden registrar marcas que induzcan a la "confusión".


En este sentido, ha recordado que Ada Colau tuvo que cambiar de marca electoral cuando fue a registrar Guanyem Barcelona porque ya existía otra marca con el término 'Ganemos', por lo que la alcaldesa tuvo que elegir otro nombre y optó por Barcelona En Comú (BComú).


"CONSECUENCIAS POLÍTICAS"


Castellà ha recordado que Demòcrates nació justo hace un año como escisión de Unió cuando la dirección entonces liderada por Josep Antoni Duran renunció a presentarse a las elecciones catalanas apostando abiertamente por la independencia de Catalunya.


El portavoz de Demòcrates ha dicho que la escisión significó romper con la vieja política que, a su juicio, representaba Duran y Unió bajo su batuta, y ha lamentado que se han vuelto "a cruzar con la vieja política" ahora que CDC ha decidido llamarse Partit Demòcrata Català.


Si el PDC no cumple con sus exigencias, aparte de la consecuencias jurídicas, ha advertido de que habrá "consecuencias políticas" en los más de 80 grupos municipales que comparten con CDC y en el Parlament, donde ambos partidos están integrados en JxSí.


Se da la circunstancia que CDC y Demòcrates se habían demostrado como aliados hasta la fecha en el proceso soberanista y que incluso el expresidente Artur Mas invitó a los segundos a sumarse a la fundación de un nuevo partido que planteaba CDC, algo que Demòcrates rechazó desde el inicio.


Castellà, que asistió el domingo a la sesión de clausura del congreso fundacional del PDC, ha asegurado que no habido ninguna comunicación con este partido para abordar el conflicto generado por la elección de este nombre como marca electoral.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH