¿Por qué no se ha reclamado la fe de vida de esos 30.000 muertos que 'cobran' una pensión del Estado?

|

Tribunal cuentas


El Tribunal de Cuentas ha tenido la idea de cruzar los datos que dispone de los fallecidos entre 1987 y agosto de 2015 con la nómina de pensiones de diciembre de 2014. Y resulta que le sale que hay muertos que siguen cobrado la pensión.


En concreto, "un total de 29.321 pensionistas con pensiones por importe de 25,3 millones mensuales figuran como fallecidos según la información del INE". Y es más, el 95% de estos difuntos continuaban cobrando una pensión en octubre de 2015.


Pero lo cachondo es lo siguiente: en toda España, cada seis meses la entidad bancaria que hace el ingreso de la pensión correspondiente del Estado pide al pensionista su fe de vida. ¿Por qué no se ha reclamado la fe de vida de esos 30.000 fallecidos? ¿Quién se está quedando este dinero?


Lo que ha hecho el Tribunal de Cuenta ha sido cruzar el histórico de fallecimientos entre los años 1987 y 2015 con la nómina de pensiones de diciembre de 2014 y, como resultado, se ha encontrado con que "un total de 29.321 pensionistas con pensiones por importe de 25,3 millones mensuales figuran como fallecidos según la información del INE".


Además, la institución fiscalizadora señala que el 95% de estos fallecidos difuntos continuaban cobrando una pensión prácticamente un año más tarde, en octubre de 2015.


LA SEGURIDAD SOCIAL LO DESMIENTE


Por su parte, la Seguridad Social lo matiza. El Instituto Nacional de la Seguridad Social señala que ha investigado caso por caso y que el error puede estar en el DNI de los difuntos. Y esto es porque la mayoría de los "presuntos pensionistas fallecidos" sólo coincide el número del Documento Nacional de Identidad.


De esta manera, dice el INSS, ni el nombre, ni ningún otro dato coinciden, por lo que debe de haber un error a la hora de registrar el DNI.


"Parece altamente probable que el error en la identificación por DNI se encuentre en el fichero de defunciones o, en todo caso, que se trate de duplicidades", señala. 


 FALTA DE CONTROL 


Pero el Tribunal de Cuentas señala que las deficiencias se deben a la escasa información de que dispone el INSS por parte de la Dirección General de los Registros y del Notariado, así como de del Instituto Nacional de Estadística.


Además, pone en entredicho los criterios por los que el INSS realiza el cruce informático: "El INSS no tiene establecido un control de vivencia de los beneficiarios de una pensión y las entidades financieras colaboradoras en el abono de las pensiones tampoco efectúan de manera sistemática dicho control", señala el Tribunal de Cuentas.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH