Más de medio millón de personas en Catalunya están en lista de espera para visitar a un médico especialista

|


13227496 1720518628205988 3447720638540091001 o


CatalunyaPress.- Caos en la sanidad catalana. Más de medio millón de personas esperan en las listas de espera para visitar a un especialista. Según una instrucción de Salud, los pacientes en lista de espera para consultas externas no deberían superar los tres meses de demora, pero la realidad es bien diferente, pues en una veintena de hospitales catalanes los retrasos superan, algunas veces con creces, el término máximo de 90 días.


El conseller de Salud, Toni Comín, mientras tanto se dedica a organizar almuerzos con los pesos pesados de la sanidad catalana que se han dedicado a desmantelar los hospitales públicos.


El caso más sangrante es el del hospital comarcal de Sant Bernabé (Berga), en donde el tiempo medio de espera para visitar al especialista es de 242 días, casi el triple de lo que marca la norma de Salud. Para visitar al oftalmólogo, la espera media es de 10 meses.


Pero no solo funciona mal este hospital. Según revela 'El País', el hospital de la Cerdanya tiene, en global, una lista de espera media de 167 días, pero el tiempo de espera alcanza cifras récord en especialidades como cardiología, con más de un año de retraso de media (397 días), o en visitas al médico digestivo, que tiene también 10 meses de espera media.


En Lleida, el único hospital que supera los 90 días de retraso es el Santa María, con retrasos especialmente significativos en cardiología y otorrinolaringología. En la comarca del Camp de Tarragona, el Santa Tecla (casi cuatro meses de espera media) y el hospital del Vendrell (100 días de retraso) son los centros que acumulan unos tiempos más dilatados.


En Girona, los complejos sanitarios de Campdevànol (162 días), el de Figueres (109 días), el hospital de Olot y comarcal de la Garrotxa (casi cinco meses) y el Santa Caterina (95 días) son los que superan los plazos estipulados por ley. En la zona de la Cataluna Central, el hospital de Igualada, con 93 días de espera media, supera, por poco, el tiempo de espera máxima. El Espitau Val d’Aran (112 días) es el otro centro que, junto al de la Cerdanya, eleva los retrasos medio en la comarca del Alt Pirineu.


BARCELONA


En Barcelona, por su parte, solo los grandes hospitales experimentan grandes retrasos, como el Clínic, que tiene 20.000 pacientes en espera para visitar al especialista y unos tiempos de retraso de seis meses y medio. Dermatología, oftalmología, otorrinolaringología y traumatología son las especialidades con más demoras. El Hospital Sant Pau comparte más o menos el mismo tiempo medio de espera que el Clínic, pero los retrasos se reflejan en todas las especialidades de las que dispone, incluidas ginecología, neurología o digestivo.


En toda Catalunya, casi todas las especialidades superan ampliamente el tiempo máximo de 90 días, excepto dermatología, cirugía general y otorrinolaringología, que suman unos retrasos de 89, 82 y 88 días respectivamente. Ginecología y oftalmología son las especialidades peor paradas en toda la comunidad autónoma, con 121 y 111 días de retraso respectivamente.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH