jueves, 30 de marzo de 2017

José Luis Barcelona

Josep Pons

Jose Luis Barcelona


Hemos perdido uno de los mejores referentes que hayamos podido conocer, José Luis Barcelona, primer locutor de Televisión Española en Catalunya. Un hombre que tenía una capacidad insuperable para conseguir hacer fácil lo más difícil. En sus tiempos, en los que no existían telepronter, ni pinganillos, todo había que basarlo en un background cultural, una memoria excepcional y un trabajo de preparación.


A José Luis Barcelona se le podía encargar cualquier tipo de programa, concurso, debate, magazine, informativo o la dirección del mismo programa. Es el caso que ocurrió en Televisión Española y en TV3 con el exitoso “Tot i més”, donde tuve una vez más ocasión de trabajar con él.


Nos deja a los 84 años. Desde la última cena que tuvimos en la Asociación de Informadores de Radio y Televisión Española (RTVE) no había hablado con él. Y ayer conocí, a través del amigo Carles González, Director de TVE en Catalunya, la triste noticia. José Luis Barcelona era un hombre de los que dejan huella permanente. Muy culto, exquisitamente amable, educado y de una generosidad extrema.


Yo le conocí a mediados de los setenta, cuando me inicié en los medios de comunicación y él era una gran estrella de la televisión. Desde el primer momento, me sentí acogido, reconocido y mimado por este gran hombre y no porque fuera yo, sino que me consta que esto lo puede decir todo el que ha tenido el honor de conocerle y trabajar con él.


Gracias a su enorme bagaje cultural y gran capacidad de improvisación sabía transformar lo más difícil en algo fácil y de éxito absoluto.


Este aragonés que entro en TVE en 1959 y fue el primer locutor de TVE en Catalunya, procedente de la histórica Radio Juventud, sorprendió desde el primer momento, en el cual no había una experiencia anterior y sin embargo sí todo tipo de problemas que conlleva el inicio de un medio como es la televisión española.


Él superó todas las dificultades a través de programas de todo tipo: “La rueda gira”, el musical “14-30”, “Reina por un día”, “Canciones de toda una vida” o “Tot i més”, entre otros muchos. Estos son solo una muestra de otros muchos programas de este auténtico maestro que jamás en su prologada carrera lamentó un solo fracaso en ninguno de sus programas.


Estudiaba, programaba, seleccionaba, vivía todos los detalles sin perder nunca las formas, ni el respeto a las personas que formaban sus equipos. Por ello su presencia era una garantía de éxito. Era un líder que dominaba el concepto emocional como no he visto en ninguna otra persona.


Permitidme que os diga que tengo un magnífico cuadro de él. Pintaba unas marinas de auténtica maravilla. Lo tengo colgado en mi casa en un lugar visible y a través de él todos los días tengo el recuerdo de esta gran persona. Pero su mejor plasmación la tendré siempre en mi mente de forma permanente. Ya que él ha sido uno de mis mejores referentes. Con su imagen de extraordinaria persona y profesional.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH