La Audiencia de Lleida confirma la prisión provisional del padre de Nadia

|

Nadia 4


La sección primera de la Audiencia de Lleida ha dictado este miércoles un auto en el que confirma la prisión provisional sin fianza de Fernando Blanco, investigado junto a su mujer -que está en libertad- por una presunta estafa en la recaudación de fondos para tratamientos de la enfermedad de su hija, Nadia.


El auto, al que ha tenido acceso Europa Press, responde al recurso contra la prisión provisional presentado por su abogado, Alberto Martín en diciembre, y no tiene en cuenta la información de este martes sobre el hallazgo por parte de los Mossos d'Esquadra de fotos de carácter pornográfico en los dispositivos informáticos de los padres de la niña.


La Audiencia de Lleida justifica la confirmación de la prisión argumentando que existen indicios suficientes para imputar al investigado un presunto delito de estafa agravada y que del dinero recaudado en sorteos, donaciones y actos benéficos -unos 900.000 euros- solo se ha podido bloquear una tercera parte, y considera además que existe riesgo de fuga y que quedan pendientes algunas diligencias.


El juez, tras conocer el martes los hallazgos de imágenes pornográficas, ha autorizado el registro de 13 pendrives, siete tarjetas de memoria, tres discos duros y otros terminales informáticos, y ha acordado citar a declarar a los dos investigados el viernes a la madre, Margarita Garau, a las 10.00 y al padre, Fernando Blanco -en prisión provisional- a las 11.00.


La niña, que ha residido en Fígols (Lleida) en los últimos años, vive ahora en Palma de Mallorca con una tía materna -que tiene la custodia-, y la madre se ha instalado a unos siete kilómetros.


El padre ingresó en la cárcel de Lleida tras su declaración en los juzgados, a los que llegó desde la comisaría de Mossos, que lo detuvieron en la Seu d'Urgell huyendo de un control policial de la comarca de la Cerdanya, con una pistola de fogueo, 1.450 euros, relojes y dispositivos informáticos.


"ESCANDALIZADOS" POR LA INFORMACIÓN SOBRE FOTOS SEXUALES 


Los padres de Nadia, la niña cuyos padres están siendo investigados por una presunta estafa en la recaudación de fondos para tratamientos de la enfermedad que sufre la menor, se encuentran "escandalizados, ofendidos y molestos" por las informaciones difundidas sobre el hallazgo de fotografías de contenido sexual de la menor en un pendrive hallado en el domicilio familiar. Así lo ha explicado el abogado Alberto Martín, que ejerce la defensa del matrimonio formado por Fernando Blanco y Margarita Grau.


"Nos hemos visto sorprendidos (por las fotos)", ha reconocido Martín en declaraciones a la Cope, quien ha asegurado haber tenido conocimiento de la noticia a través de los medios de comunicación. "No hemos visto ni los archivos ni las fotografías", ha indicado el letrado que se personará este jueves en el juzgado para poder acceder a las mismas.


El abogado ha asegurado que los progenitores de Nadia niegan que existan esas fotos: "Dicen que es falso, inconcebible e insisten en que la niña es para ellos toda su vida, que no han hecho nada que le perjudique, mucho menos en el ámbito sexual. Y sostienen que las únicas fotos que existen se han hecho en el ámbito personal", ha añadido Martín.


Martín se ha preguntado, asimismo, los motivos por los que se ha hecho pública ahora la existencia de dichas fotografías y aunque se ha declinado valorar qué rumbo tomaría la defensa si se confirmasen las informaciones ha admitido que de ser así "sería una complicación evidente".


DERIVAS INSOSPECHADAS


Asimismo, Valentín Anadón, mosso d' Esquadra y portavoz de la Federación Profesional de Seguridad Publica Catalana (SAP - FEPOL), ha admitido también en declaraciones a Cope que el caso de Nadia está "adquiriendo una serie de derivadas insospechadas" tras el descubrimiento de fotografías.


Según ha indicado se están encontrando pruebas que "ayudan a cuadrar el puzzle" y que parece que "presentan nuevos tipos delictivos".


En su opinión, "es algo desagradable y lamentable", al tiempo que ha alabado el esfuerzo de los investigadores que se han empleado de manera minuciosa al estar "un menor implicado". Según ha explicado, la investigación aclarará si se "trata de explotación infantil o un mero tema de exhibicionismo. Habrá que ver si el contenido de las imágenes es explícito o si intervinieron terceros".


Ha pedido, no obstante, que se respete "el derecho a la libertad y la dignidad de la menor" haciendo especial hincapié en el tratamiento que puedan hacer los medios de comunicación.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH