Ejercicio del derecho de rectificación del diputado Jordi Xuclà

|

jordi xucla

Redacción.-Reproduciendo la carta enviada por el diputado Jordi Xuclà recibida después de la publicación de una noticia de la que PressDigital se hizo parcialmente eco y que publicó el diario Extraconfidencial.

Señor Director:

En ejercicio de mi derecho de defensa del propio honor, le hago llegar este escrito a la vista de lo que el medio electrónico que usted dirige ha publicado sobre mi persona:

Hace cinco años consecutivos que soy director de un curso de verano en Aranjuez de la Universidad Rey Juan Carlos. En estos cinco años, tanto los temas tratados como los ponentes de los seminarios creo que han sido de un alto nivel. Pero la información que ustedes han publicado ha preferido hacer referencias a hechos y datos que faltan a la verdad.

Es por ello que quiero que conste:

1 - El presidente Jordi Pujol no tuvo ningún trato especial respecto a las normas que se aplican para cualquier ponente de los cursos de verano. Fue invitado a una noche de hotel, la del domingo al lunes, porque pronunció la conferencia inaugural el lunes a las 10 de la mañana. No pueden publicar sin faltar a la verdad que fue invitada "la familia Pujol a pasar varios días en Aranjuez donde degustar productos típicos de la tierra en menús que casi alcanzaron los cien euros por cabeza". Quiero que conste que la esposa del presidente Pujol se pagó de sus propios ahorros el viaje de ida y vuelta de Barcelona a Madrid y que la oficina del Presidente pagó el coste del desplazamiento y alojamiento de la escucha. El almuerzo del domingo fue pagado a medias por la secretaria del curso y yo mismo de nuestros propios ahorros. La cena del domingo fue pagado por el patrocinador del curso. Lunes por la tarde el presidente Pujol volvió a Barcelona.

2 - Usted no puede publicar la expresión que yo "dejaba la tarjeta de diputado a los establecimientos para, en teoría, pagar después". Esta afirmación atenta contra mi honor. Entregué mi tarjeta al propietario del restaurante donde cenamos el domingo por la noche para que supiera que una persona se hacía responsable de aquella cena a la espera de que los patrocinadores del curso les hicieran llegar sus datos para emitir la factura. Decir que yo repartía tarjetas y que "en teoría", sólo en teoría, pagaba después "lo que bebía y comía en algunos lujosos restaurantes" es ofensivo. Los días que estuve dirigiendo el curso de verano en Aranjuez comí en el restaurante del hotel exactamente lo mismo que comían los alumnos, los ponentes y los otros directores de los cursos.

3 - ¿Cómo le recordaba al comienzo de este escrito, hace cinco años que dirijo estos cursos de verano. El último atardecer del curso, el jueves, es tradición ir a cenar con los alumnos y después beber alguna copa en algunas de las terrazas de la ciudad. Así lo he hecho cada año acompañado de alumnos, ponentes y equipo de dirección de la universidad. El medio que usted dirige ha querido ensuciar mi imagen presentándome como una persona que ha tenido una conducta inapropiada. Lamento profundamente esta forma de hacer periodismo sin citar fuentes ni aportar datos. Usted sabe perfectamente que las afirmaciones que atentan contra el honor y la propia imagen vertidos por un medio sin citar la fuente sonidos constitutivos de delito según jurisprudencia consolidada del Tribunal Constitucional.

4 - Señor director, no puede publicar sin faltar gravemente a la verdad que yo despedirme el jueves por la noche diciendo que "me voy a Cuba". No sé si sabe que el 20 de mayo de 2005 fui encarcelado en La Habana cuando estaba a punto de asistir a una reunión de la oposición democrática interior de la isla. Fuimos detenidas 13 personas entre parlamentarios y periodistas. Desde entonces tengo prohibida la entrada a la isla del régimen totalitario castrista. Parece una broma de mal gusto que ustedes culminen su fantasiosa crónica con esta referencia

Si usted publica mi escrito me daré por reparado en el ataque a mi honor y declinaré cualquier acción judicial para reparar el daño causado.

Y una última reflexión: cualquier demócrata sabe que el periodismo de investigación es una pieza clave para vivir en una sociedad libre. Pero el periodismo de la calumnia sin firma ni fuentes lo que hace es degradar la convivencia en una sociedad que, ahora más que nunca, está irritada por la grave crisis económica que vivimos. Yo tengo mis responsabilidades como cargo público y estoy sometido al escrutinio de la sociedad y los medios de comunicación. Y me parece muy apropiado si se hace desde el rigor. Usted, como director de un medio, también tiene una responsabilidad social. Y deseo que la ejerza.

Atentamente,

Jordi Xuclà i Costa
Diputado al Congreso por Girona.

Acceder al artículo de El Extraconfidencial

Acceder al artículo de PressDigital

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH