El juez dejará este lunes listo para sentencia el caso Malaya

|

roca-malaya

El juicio del caso Malaya, contra la mayor trama de corrupción conocida en España, se dará este lunes por concluido tras 22 meses de vista oral y después de que el Tribunal dé la última palabra a los 86 procesados.

Esta previsto que los acusados puedan ejercer el derecho de su última palabra antes de que el presidente del Tribunal, José Godino, diga "visto para sentencia" en un juicio que arrancó el 27 de septiembre de 2010, y que ha necesitado 199 sesiones y en las que han declarado unos cuatrocientos testigos y peritos.

Aunque el juicio comenzó con 95 procesados sentados en el banquillo de un total de 98, ya que tres se encuentran en busca y captura: el empresario José Manuel Carlos Llorca y los exediles del Ayuntamiento de Marbella Francisco Javier Lendínez y Carlos Fernández, actualmente hay 86 (tras laretirada de acusación para nueve procesados y el acuerdo con tres).

El primer procesado en tomar la palabra será Juan Antonio Roca, presunto cerebro de la trama de corrupción, aunque debido a que algunos acusados están enfermos si lo solicitaran serían los primeros para poder ausentarse antes.

El orden de intervención será el del escrito del fiscal y está previsto menos de cinco minutos para cada uno de ellos, y se les advertirá de que no pueden volver a hacer una nueva declaración ni argumentaciones jurídicas.

La Fiscalía Anticorrupción pide una pena de 30 años de prisión y una multa de 810 millones de euros para Juan Antonio Roca, para la exalcadesa, Marisol Yagüe, la petición fiscal es de dieciséis años de prisión, mientras que para el exalcalde Julián Muñoz es de diez años y para la ex primer teniente de alcalde Isabel García Marcos, de doce años.

Aunque todas las defensas han sido muy críticas con la instrucción del procedimiento y han pedido numerosas nulidades todos han coincidido en alabar el trabajo realizado por el tribunal -José Godino, Rafael Linares y Manuel Caballero Bonald- y los funcionarios adscritos al mismo en un juicio que muchos apostaban de que nunca se celebraría por su complejidad.

El proceso judicial se ha seguido en toda España no sólo por la relevancia social y económica de algunos de los acusados, sino también por la trascendencia mediática de otros, así como por la diversidad, naturaleza y entidad de los delitos que se les imputan.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH