No están tan mal

Redacción

ROBERT PASTOR

En la festividad del patrón de España, sin tanta repercusión mediática de la ofrenda al Apóstol como en otros tiempos, y mientras en el Parlamento se debate la propuesta de un pacto fiscal para presentarlo al gobierno del Estado; cuando está a punto de pedir Cataluña un rescate autonómico, como los de Valencia y Murcia, un par de noticias publicadas hoy parecen recordar que, en medio de la catástrofe económica, los vascos podrían decir, como Laporta en aquel día: que "no estamos tan mal ".

Hoy, en la presentación de una empresa de capital mixto, privado y público, en Bergara (Guipúzcoa) el presidente Patxi López ha anunciado que el Banco Europeo de Inversión ha concedido a su gobierno un préstamo de 460 millones de euros "en condiciones muy ventajosas ". El contraste es evidente con lo que sucede con el resto de comunidades, y con el Estado mismo, con el crédito completamente cerrado ("nuestro único banco es España" se había dicho desde la cúpula de la Generalitat) o con un interés disparado por la prima de riesgo en récords históricos para la deuda pública del Reino.

La segunda noticia de referencia es de la órbita de los ingresos públicos, tan mermados y aún con inercia a la baja en el conjunto del resto del Estado. Las tres haciendas forales (de las respectivas diputaciones) han recaudado durante el primer semestre de este año sólo un 2,2 por ciento menos que en el mismo periodo de 2011, pero esto supone una recuperación relativa, del 4 por ciento sobre el mes de mayo, y del 7,5 por ciento sobre abril.

Con esta evolución, el informe oficial concluye que se cumplirían las previsiones de ingresos hechas por el ejercicio, y cuadrarían perfectamente los presupuestos, tanto de las tres corporaciones territoriales como del Ejecutivo autonómico.
Hay que recordar hasta qué punto se han desviado, y no paran de corregirse-a peor-¿las previsiones macroeconómicas del gobierno español y del Banco de España? ¿O como los presupuestos generales aprobados hace pocos meses el Congreso de los Diputados o al Parlamento de la Ciutadella han quedado ya absolutamente desfasados?

Con todas las críticas y descalificaciones que recibe por ambos lados el actual lehendakari, las cifras demostrarían que no lo está haciendo tan mal como otros, pero no se pueden olvidar dos realidades que ponen los vientos a favor de la economía vasca : el singular sistema ancestral de Concierto Económico, que ahora se presenta como el objetivo de máximos catalanista, y también el fin de la violencia de ETA, con las amenazas y extorsiones al empresariado y a gran parte de miembros de la sociedad en general.

Cada una de las tres diputaciones vascas ha tenido una evolución diferente de los ingresos, sin embargo. El decenso semestral ha sido del 0,6 por ciento en Vizcaya, del 4,4% en Guipúzcoa y del 9% en Álava.

La potencia económica y demográfica vizcaína es conocida, aunque la pérdida de las industrias pesadas, en tiempo tradicionales, superior a la alavesa y no tanto a la guipuzcoana. Pero hay que añadir otro dato: la Diputación Foral vizcaína continúa gobernada por el PNV, la guipuzcoana, por Bildu, la alavesa, por el PP. Como dato complementaria cabe añadir que el segundo de los dos partidos tradicionales y más antiguos en el conjunto de la comunidad, el PSE-PSOE se hundió en las últimas elecciones locales y territoriales en las tres circunscripciones: en Guipúzcoa, superado por los radicales de Bildu y el PNV, como en Vizcaya, pero sobre todo en Álava, donde pasó al cuarto lugar por detrás, en este orden, del Partido Popular, el PNV y Bildu.

Robert Pastor
Periodista

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH