¿Malos tiempos para la lírica?

Redacción

En mi canción una rima/ casi resultaría una insolencia escribió Bertolt Brecht en su poema "malos tiempos para la lírica" titulo manoseado hasta la saciedad por quienes lamentan un "xa foi" ,que dicen los gallegos cuando recuerdan mejores tiempos, casi siempre desde la "diáspora" que Celso Emilio Ferreiro primero mitificó en su inolvidable "Fuco Buxan" y de la que luego renegó en esa obra de arte titulada "Viaxe ao país dos ananos" .Y así, casi como una insolencia, debieron sonar ayer en Madrid las palabras del President de la Generalitat cuando hablaba del pacto fiscal que tantas vueltas ha dado y que ahora nos llega en un momento en el que la entereza de los valientes "cotiza a la baja" porque "el avui no toca" se lo ha quedado en exclusiva el Ministro "chuleta" llamado Cristobal Montoro. Y sin embargo, a mi que siempre nado contracorriente, y encima sin dominar ninguna clase de estilo, me parece que precisamente el día en que en Santiago de Compostela su alcalde hace de monarca para ofrecer al Patrón de las Españas sus plegarias y agradecimientos porque ya ha aparecido el Códice Calixtino, es una ocasión magnífica para cantarle caña a esa España indolente y centralista que representa el actual gobierno popular que aprovechando la crisis nos está centrifugando, pero con saña. Y la verdad es que me importa muy poco que mis amigos del resto del Estado, que son casi todos, se me cabreen o me digan que me he vuelto un independentista irredento. ¡ Asi no podemos seguir señores! Y¡ ya está bien de tanto camelo solidario!. Ahora lo que toca es salir hacia arriba del pozo en el que hemos caído y cada cual ha de hacerlo con los medios de los que dispone, y por lo tanto, a Catalunya hay que dejarla que trabaje con los suyos, pero con todos los que son realmente suyos, porque se está jugando nada menos que su supervivencia como pueblo y de paso la economía de todo el Estado. Si no se tiene claro este concepto, la locomotora de la economía se parará y entonces el tren español no llegará a ningún destino. Ahora toca ser catalán, y añadirle a este nombre propio el apellido convergente, socialista, republicano, ecosocialista, popular y hasta independentista. Y a partir de ese concepto tan simple, tirar del carro y devolver al país al lugar que le corresponde. Y cuando eso pase, ya habrá tiempo de hablar de solidaridad y hasta del último libro de Rosa Montero que siempre será una obra irrepetible y divertida. Mientras tanto, pongámonos a trabajar todos juntos y no nos dejemos intimidar porque alguno nos recuerde que éstos, son malos tiempos para la lírica o si lo prefieren, para el pacto fiscal y hasta, si me apuran, para el concierto económico. No es verdad y además mienten como bellacos.

Manuel Fernando González
Editor y director
www.pressdigital.es
www.catalunyapress.cat



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH