El pacto fiscal catalán excluirá al Estado en la recaudación de impuestos

|

Mas sentado en el Parlament con el resto de parlamentarios

El Parlamento aprobará este miércoles un nuevo sistema de financiación para que la Agencia Tributaria de Cataluña, bajo la tutela de la Generalitat, tenga el control absoluto de la gestión de los impuestos que pagan los catalanes.

Fuentes parlamentarias consultadas por Europa Press, explicaron que el modelo del pacto fiscal saldrá adelante muy probablemente con los apoyos de CiU, ICV-EUiA y ERC, mientras que el PSC, que votará favorablemente algunos puntos del documento, está alejado del formato de agencia tributaria. ¿Se está fraguando en Cataluña un nuevo Tripartito? De momento el Partido Popular y su portavoz Alicia Sánchez Camacho somos los que se han opuesto a este acuerdo previo al Pleno. Incluso la portavoz popular ha provocado las iras de la bancada convergente al preguntarles en voz alta, quien estaba pagando en estos momentos la nómina de los funcionarios a cargo de la Generalitat. El texto dice lo siguiente: "La gestión tributaria (exacción, gestión, recaudación, liquidación, revisión, sanción e inspección) de todos los tributos soportados en Cataluña debe corresponder a la Agencia Tributaria de Cataluña, que será la única administración responsable ", reza el documento.

El documento final prevé que la agencia tributaria "debería colaborar administrativamente con otras administraciones" - como el Estado -, un redactado que sustituye al "podrá colaborar" que contenía el documento original del Gobierno catalán. En su intervención ante el pleno, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha defendido la plena capacidad de Cataluña para gestionar, pero ha garantizado que la agencia tributaria no estará "cerrada ni aislada" del exterior.

Ha sentenciado que el modelo supone un cambio "de 180 grados respecto a los últimos 30 años", ya que el pacto fiscal propone que sea Catalunya quien recaude los impuestos y después pague al Estado.

El documento prevé que Cataluña pagará al Estado en concepto de "cooperación interterritorial" por el coste de las competencias o los servicios comunes y prestados que afectan a Cataluña y que le son propios.

Además, plantea que Cataluña seguirá contribuyendo a la solidaridad territorial pero sin que ello pueda suponer que "pierda posiciones en su situación de capacidad fiscal", es decir, manteniendo la ordinalidad.

Financiación local

El texto transaccionado incorpora también un nuevo punto - reclamado por varias formaciones - en la que se insta al Gobierno catalán a garantizar la lealtad institucional con los ayuntamientos ya mejorar el sistema de financiación local.
También se ha añadido un último punto en el que se emplaza al Ejecutivo catalán a conseguir la "máxima implicación activa" de todos los sectores políticos, económicos y sociales de Cataluña en torno al acuerdo que surgirá del Parlamento, así como a trasladar a las instituciones europeas los objetivos del pacto fiscal".

Cae de la propuesta presentada por el Gobierno catalán el compromiso de destinar de manera prioritaria los recursos que genere el pacto fiscal a políticas sociales, después de que no se haya llegado a un acuerdo entre CiU e ICV-EUiA.

Para permitir que los ecosocialistas voten el conjunto de la propuesta y no se abstengan en alguno de los puntos, CiU ha optado por retirar este aspecto de la propuesta definitiva, mientras que ICV-EUiA defenderá una enmienda propia con un compromiso más firme con las políticas sociales, aunque no prosperará.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH