La cara y la cruz de una tragedia

Redacción

La tragedia de los incendios del Empordà nos ha mostrado dos caras bien diferenciadas. Por un lado, la triste e irresponsable acción de un ciudadano que aún no sabe que tirar una colilla por la ventana del coche puede significar la tragedia y la muerte. Este gesto rutinario aunque para mucha gente ha sido el origen del incendio que ha causado la muerte de cuatro personas, que ha quemado decenas de miles de hectáreas, que ha generado pérdidas materiales valoradas en miles de millones de euros, que han hecho desaparecer bosques enteros que han tardado décadas en crecer y que ha destruido el paisaje y los rincones más queridos de miles de ciudadanos.

Este gesto rutinario, estúpido, inconsciente e irresponsable ha provocado el más grave incendio que ha sufrido Cataluña en lo que llevamos de siglo. Algo tendremos que hacer para erradicar esta conducta tan incívica como temeraria y peligrosa. Primero, endurecer las sanciones y las penas a estos pirómanos inconscientes que ponen en peligro la vida y la riqueza del país. Si la educación y la formación dada no han servido para evitar esta perfecta muestra de la estupidez humana, habrá que recurrir a sanciones ejemplares para evitar que se repitan situaciones como ésta.

La otra cara de los fuegos del Empordà es que nos han mostrado lo mejor de la sociedad catalana. Nuestros bomberos y equipos de extinción que han luchado hasta la extenuación contra llamas que parecían invencibles alimentadas por la fuerza de la tramontana. Los miles de voluntarios que se han añadido a las tareas de extinción del fuego poniéndose a disposición de los expertos. Gracias a todos ellos. Pero también al ejército que ha trabajado también incansablemente contra el fuego ampurdanés, a las de otras comunidades y en Francia. Gracias a los alcaldes de los municipios afectados que desde el domingo se encuentran al pie del cañón buscando soluciones, ofreciendo instalaciones y servicios a los que se han encontrado desamparados y abatidos por las llamas. Y gracias también a la población de los municipios asolados que han mostrado la cara más solidaria y humana ante la tragedia. Vaya por delante todo mi reconocimiento a todos estos gigantes de la solidaridad, la ayuda y la humanidad. Gracias por vuestra generosidad.


Marta Llorens, vicepresidenta portavoz de Unió Democràtica de Catalunya

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH