Seguiremos luchando

Redacción Catalunyapress

La situación es muy dura. La percepción de que perdemos ropa en cada colada es muy fuerte. El domingo pasado ha sido la propuesta de grave retroceso en la ley del aborto. Pero cada día acabamos sumando la pérdida de salario, la desprotección de la gente parada, la amenaza de recorte de pensiones, el euro por receta, el aumento brutal del IVA a la cultura, la merma de representatividad política por la reducción de los consistorios, los recortes en salud y educación ... Lo tenemos ya muy claro. Las derechas han decidido crear un nuevo modelo social aprovechando su fuerza electoral, la coyuntura de la crisis y la falta de movilización sostenida por parte de la sociedad.

El jueves miles de personas nos manifestábamos en todo el Estado para expresar nuestra oposición a los recortes de los gobiernos. El jueves gente muy diversa salíamos a la calle para decir que queríamos cambiar las cosas. Pero la pregunta también estaba en la calle: ¿sirve de algo la movilización? Mi respuesta es clara, la movilización social es fundamental, útil y necesaria, pero no sólo con movilización social conseguiremos cambiar las cosas. Dejadme que ponga algunos ejemplos de mi barrio, el Poblenou, y de Sant Martí. Hoy el barrio es lo que es gracias a la movilización social. Hoy Can Felipa o Can Saladrigas son patrimonio arquitectónico y equipamientos públicos gracias a la gente y a las entidades. Ahora que conmemoramos los 20 años de los Juegos Olímpicos podemos recordar que si la ronda del litoral pasa enterrada ante el barrio (y con ello se ha ganado en accesibilidad a la playa y espacio público) es gracias a la campaña "Queremos ser consultados". Y podría poner muchos más ejemplos de cómo es hoy el 22 @, de cómo salvamos una vez y volveremos a salvar la Flor de Mayo, del Instituto Icaria ... Sí es cierto pongo ejemplos que pueden parecer alejados de la realidad actual, de las luchas de hoy en día. Pero no estoy de acuerdo. Y más hoy que podemos dar un paso adelante gracias a la movilización. He participado de la celebración de haber frenado un desalojo que hubiera supuesto un grave problema social.

La nave que alojaba a 300 personas y de la que hablé en mi último artículo no se desalojará por el momento. La jueza ha archivado el caso. Y evidentemente lo ha hecho por el buen trabajo jurídico, pero sin duda esto no hubiera pasado sin una movilización social de la gente que vive en la nave y de vecinos y vecinas de Sant Martí. No podemos hablar de victoria. 300 personas seguirán viviendo en una situación infrahumana y sin resolver sus problemas, pero el panorama que tenían ante sí se ejecutaba hoy el desalojo era mucho peor. El archivo del caso supone dar la razón a una gente que creíamos que podíamos cambiar un poco las cosas y que nos implicamos y nos pusimos de acuerdo. Y enfrente teníamos un Ayuntamiento que no ha respondido, un Distrito que escandalosamente se ha inhibido ante un grave problema para 300 vecinos y vecinas de Sant Martí, un Consejero de Interior que de manera cruel, cínica o irresponsable (como queráis decirle) hablaba de gente que se lucraba con la chatarra, una policía nacional que ya hablaba de expulsiones y una propiedad que se negó a negociar. La nave de la calle Puigcerdà no es una victoria pero sí que hemos evitado una derrota. Y tanto si sirve la lucha!

Las cosas no serán sencillas. Tendremos que detener los recortes, habrá que recuperar peso para los servicios públicos, habrá que luchar contra la exclusión de la gente más vulnerable, tendremos que detener Eurovegas, habrá que defender el derecho al aborto, tendremos que exigir transparencia, tendremos que crear un nuevo espacio de transformación social y política ... ¡que fuerte todo esto! Pero no podemos renunciar a la lucha. Habrá que conseguir victorias y evitar derrotas. Habrá que manifestarnos de nuevo y habrá que impulsar nuevas formas de lucha. Me gusta pensar que mi barrio es combativo, que hay mucha gente capaz de defender causas que otros consideran perdidas. Me gusta tener la sensación de que al menos haremos todo lo que esté en nuestras manos para construir una nueva sociedad y frenar la ola derechista y fascista que estamos sufriendo.

Pere Nieto

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH