El FMI se plantea detener su aportación a las ayudas a Grecia

|

grecia

También la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), socios del Gobierno de Angela Merkel, ha sugerido a Grecia que comience a utilizar el dracma para pagar los sueldos de los funcionarios y las pensiones de los jubilados para encaminar así un "retorno suave" a la antigua moneda, en vistas a su posible salida del euro.

No ayudar a Grecia con más ayudas abocaria al país heleno a la insolvencia a partir del mes de septiembre por eso el el FMI ha advertido de que su paciencia con Grecia se ha agotado y de que, por tanto, no participará con nuevas aportaciones.

El FMI considera que Atenas no estará en disposición de responder a lo comprometido para 2020 y rebajar al 120 % de su Producto Interior Bruto (PIB) su nivel de endeudamiento.

Indican que otorgar a Grecia un mayor plazo para responder a sus objetivos implicaría, según la 'troika', un apoyo adicional de hasta unos 50.000 millones de euros y "muchos Gobiernos de la zona euro ya no están dispuestos a asumir nuevas cargas" .

El peligro de un abandono del euro por parte de Grecia se considera "asumible" por parte de algunos miembros de la zona del euro y se señala que se podría evitar un contagio a otros socios con el nuevo fondo permanente de rescate, el MEDE.

En una entrevista concedida al diario germano 'Welt am Sonntag' publicada este domingo. El secretario general de la CSU, Alexander Dobrindt ha sugerido a Grecia que comience a utilizar el dracma para pagar los sueldos de los funcionarios y las pensiones d elos jubiladospara encaminar así un retorno suave a la antigua moneda, en vistas a su posible salida del euro.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH