Los coches de alquiler franceses, obligados a llevar un alcoholímetro portátil

|

alcoholimetro

Una nueva ley francesa que entró en vigor el pasado 1 de julio obliga a todos los conductores que circulen por las calles y carreteras francesas, incluso los coches de alquiler, a llevar encima un alcoholímetro portátil que deberá ser usado en los casos en que sean requeridos a hacerlo por las autoridades correspondientes.

Además la última regulación emprendida por las autoridades francesas en materia de tráfico, contempla la teórica acción de que todos los conductores realicen el test de alcoholemia sobre sí mismos antes de salir a la carretera en el coche.

La nueva ley ha sido aprobada a pesar de que el país galo ha registrado un descenso del número de muertes en accidente de circulación en los últimos años. No obstante el 30% de los 4.000 muertos del año pasado tenían un nivel de alcohol en sangre mayor a lo permitido, lo que es considerado inaceptable por las autoridades francesas.

Por ello han decidido elevar el nivel de exigencia para los conductores. De momento, las multas no se aplicarán hasta el próximo mes de noviembre.

Los únicos exonerados de llevar el "ethylotest" son los cilomotores de menos de 50 centímetros cúbicos que no superen la velocidad de 45 kilómetros por hora.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH