"Manos arriba esto es un atraco"

|

ESTO ES UN ATRACO

Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao... y así hasta 80 ciudades españolas han sido el escenario donte los ciudadanos han hecho sentir sus consignas agrupados por sindicatos, partidos y entidades civiles en un rechazo común a las medidas adoptadas por el gobierno de Mariano Rajoy.

Miles de personas --400.000 según los sindicatos y 40.000 según la Guardia Urbana-- se han manifestado este jueves en el centro de Barcelona en una marcha contra las medidas aprobadas el viernes por el Gobierno y que los sindicatos consideran "una de las previas a la huelga general", según ha afirmado el secretario general de UGT de Cataluña, Josep Maria Álvarez al inicio de la marcha.

Álvarez ha indicado que la intención de los sindicatos es mantener su lucha para conseguir la retirada de los recortes, y ha señalado que habrá más movilizaciones antes de una huelga general porque es "mejor que coja al Gobierno por sorpresa".

Su homólogo en CC.OO., Joan Carles Gallego, ha reiterado que los sindicatos exigirán un referéndum para que la ciudadanía vote las medidas, y ha señalado que, ante un rechazo masivo, el Gobierno tendría que dimitir.

La manifestación, que ha empezado a las 19.30 en plaza Urquinaona y ha terminado el Pla de Palau, ha ido encabezada por unos 200 bomberos, aunque la cabecera oficial de los sindicatos --CC.OO., UGT, USOC, Intersindical-CSC y CSI-F-- iba unos metros atrás con el lema 'No nos callamos. Defendamos nuestros derechos'.

La marcha ha avanzado de forma pacífica, con silbatos y gritos pidiendo la dimisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Los bomberos han convertido la manifestación en un 'correfoc', con petardos y botes de humo, y han hecho una piscina de espuma delante de la Delegación del Gobierno en Pla de Palau.

Al final de la marcha, la cabecera oficial ha leído un manifiesto en el que han criticado que las nuevas medidas de Rajoy "benefician solo a las grandes empresas" y afectan a los sectores más débiles y vulnerables.

Han reiterado su rechazo a la subida del IVA, a los recortes en la función pública y a la rebaja de la prestación por desempleo, y han censurado el "autoritarismo e imposiciones unilaterales" del Gobierno.

Varios centenares de manifestantes se han concentrado sobre las 18 horas ante la sede central de CiU en la calle Còrsega y han protagonizado una sonora pitada de 20 minutos al grito de "Convergència indecencia" y "Manos arriba esto es un atraco".

Después han iniciado una marcha por la calle Pau Claris encabezada por la pancarta 'Contra los recortes sociales y laborales. Movilización y lucha', que les ha llevado hasta el punto de inicio de la manifestación unitaria, en la plaza Urquinaona.

La portavoz de la CGT de Barcelona, Eva Sánchez, ha explicado que esta manifestación es la antesala de muchas protestas más y que su "horizonte es volver a convocar una huelga general" de cara a septiembre porque tienen que parar los recortes que está aplicando el Gobierno, especialmente tras el último paquete de medidas.

En el momento en el que arrancaba la manifestación convocada por los sindicatos, centenares de 'indignados', en una marcha alternativa, han recorrido las calles Gran Via y Bruc hasta plaza Urquinaona donde se han unido al resto de manifestantes, portando pancartas en las que se leía 'ofensiva popular', 'no nos representa', entre otros mensajes.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH