El Parlamento de Cataluña carga contra los gobiernos aragonés y balear por su política lingüística

|

Mascarell descarta que el Gobierno baje el IVA cultural: "No sucederá"

La Junta de Portavoces del Parlamento ha aprobado una declaración a favor de la unidad de la lengua catalana y que critica las modificaciones legislativas sobre el catalán que han impulsado los gobiernos aragonés y balear.

Según la declaración, estas modificaciones "comportarían un detrimento del estatus legal de la lengua, los derechos lingüísticos de los catalanoparlantes y de la normalización de la lengua en la enseñanza, la comunicación y el uso social tanto en los territorios respectivos, como el conjunto del dominio lingüístico ".

El texto establece que las iniciativas legislativas de los dos gobiernos "no se ajustan a la Declaración universal de los derechos lingüísticos" aprobada por el Congreso y pide respetar los criterios sobre el catalán de los estamentos científicos, académicos y culturales.

La declaración afirma que hay que "denunciar el uso de denominaciones de la lengua catalana impropias" que sean contrarias a los principios académicos y que no reconozcan, según dice, la realidad cultural de la unidad de la lengua.

Aunque no se menciona explícitamente en el texto, esta declaración llega después de que el Gobierno de Aragón (PP-PAR) haya decidido en su nueva ley de lenguas pasó a llamarse el catalán que se habla en la Franja de Ponent como "aragonés meridional o septentrional".

La declaración recoge que el catalán es una lengua hablada por más de nueve millones de personas en Cataluña, Comunidad Valenciana (excepto en algunas comarcas del interior), Baleares, la Franja (Aragón), la ciudad de Alguer (Italia ), la Cataluña Norte (territorios del sur de Francia), el Carche (Murcia) y Andorra.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH