Goldman Sachs empeora sus pronósticos para España y prevé que incumpla los nuevos objetivos de déficit

|

Reunión en Moncloa presidida por Mariano Rajoy

España sufrirá una contracción del producto interior bruto (PIB) del 1,4% en 2012 y del 1,2% el próximo año, según reflejan las nuevas estimaciones macroeconómicas de Goldman Sachs, que empeora así sus pronósticos para el país, ya que anteriormente preveía una caída de la actividad del 1,2% y del 0,1%, respectivamente.

Asimismo, Goldman Sachs augura que España no será capaz de cumplir los objetivos revisados de reducción del déficit, puesto que espera que el desequilibrio presupuestario al cierre de 2012 será del 6,7% del PIB, frente al 6,3% establecido, mientras que espera que el déficit en 2013 se sitúe en el 5,9%, frente al 4,5% fijado como nueva meta.

Para el conjunto de la zona euro, la entidad prevé que el PIB retroceda medio punto en 2012 y apenas crezca cuatro décimas en 2013, con Alemania a la cabeza de la recuperación al expandirse nueve décimas este año y un 1,3% el próximo, mientras Francia crecerá un 0,2% y un 0,9%, respectivamente.

Por otro lado, Goldman Sachs advierte en su informe de que España probablemente necesite recibir asistencia más allá de la prestada a su sistema bancario como consecuencia de la gravedad de su problema de deuda externa y las rigideces estructurales.

"España representa un claro ejemplo de la fase de acumulación de deuda de sobreendeudamiento internacional y un ejemplo actual de un cese repentino de la financiación privada", añade Goldman Sachs, que recuerda que, a finales de 2011, los pasivos exteriores netos de España se habían acercado a niveles similares a los de Grecia, Irlanda o Portugal.
A este respecto, el banco estadounidense señala que la ayuda externa para España ha seguido una estrategia de "desapalancamiento asistido", y opina que "las transferencias implícitas en el uso del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) para apoyar a los bancos españoles probablemente necesitarán extenderse más allá de los bancos para proteger a España de las presiones de los mercados".

En concreto, la entidad considera probable que el FEEF sea utilizado para adquirir deuda española en el mercado primario, lo que no necesariamente implica someter al país a un programa completo de la 'troika', pero sí podría suponer una extensión del actual 'rescate light'.

"Nuestro análisis nos lleva a concluir que España necesitará más ayuda exterior, aunque, dadas las limitaciones y el mayor tamaño de la economía española, la forma que adopte este respaldo necesitará ser más flexible de lo que fue en el caso de otras economías", señala.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH