Pasos firmes por el Pacto Fiscal

Redacción

A pesar de que hay quien opina que con la grave crisis que padecemos no es momento para hablar del Pacto Fiscal, para nosotros, justamente por eso, es más importante como nunca afrontar una financiación definitiva y satisfactoria. Sólo dos ejemplos de esta importancia. La subida del IVA que aprobará el gobierno de Rajoy beneficiará a las arcas del Estado, poro las comunidades autónomas no sólo no veremos ni un euro sino que, además, tendremos que pagar más al Estado por este impuesto. Lejos de mostrar solidaridad con las comunidades autónomas, el gobierno centrifuga la deuda, pero se queda todo lo que puede recaudar. Con el Pacto Fiscal esto no pasaría porque la llave de la caja de todos los impuestos que pagamos los catalanes la tendríamos en Cataluña. Otro ejemplo: Europa ha dado a España un margen de un punto para conseguir los objetivos de déficit, es decir, le ha dado un relajamiento para cumplirlo y de momento el gobierno español no tiene previsto trasladarlo a las comunidades autónomas.

Con situaciones como éstas, que se añaden al injusto desequilibrio fiscal que sufre Catalunya desde hace más de 30 años, es evidente que hay que ir hacia un nuevo modelo de financiación.

La cumbre de ayer con todas las fuerzas políticas catalanas sirvió para analizar la propuesta que el gobierno de la Generalitat les ha hecho llegar. No pretende la adhesión de nadie, sino que está abierta a enmiendas y se enmarca en el contexto del diálogo que ha habido y que sigue habiendo. Nadie podrá decir a CiU que no ha hecho todo lo posible para que en el Pacto Fiscal sea de todo el mundo. Eso sí, sin renunciar a lo que interesa a Cataluña y a la gran mayoría de los catalanes. Ni que decir tiene que seguiremos haciendo todo lo posible para llegar al máximo consenso de aquí al día 25 cuando se haga la sesión en el Parlamento para debatir el Pacto Fiscal.

Y que quede claro que nuestra propuesta no busca que nadie nos regale nada. Por el contrario, hemos de significar que el Pacto Fiscal, en los términos descritos en el documento, es un modelo de riesgo porque está en función de la evolución económica de nuestro país. Ahora, pese a este riesgo, nosotros creemos en la capacidad de nuestra economía. Aceptamos, sin embargo, las consecuencias porque tenemos una gran fe en la capacidad de evolución de nuestra economía.

También queda claramente expresado en el documento presentado ayer la necesidad de la solidaridad, que nunca habíamos cuestionado. Hay que establecer una cuota de retorno que pague tanto los servicios que el Estado sigue haciendo en Cataluña y que también sirva, lógicamente, de solidaridad para otras comunidades autónomas. Eso sí, lo que hace es situar un límite cuantitativo y cualitativo. No puede ser que la solidaridad no tenga límites.

La cumbre de ayer significa la apertura de una etapa final encarrilada hacia el máximo consenso posible para alcanzar la financiación que Cataluña necesita y que los catalanes reclamamos.

va Parera, portavoz adjunta de CiU en el Senado y miembro del comité de gobierno de Unió Democràtica de Catalunya

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH