Rajoy nos ha mentido

Redacción Catalunyapress

Para el que desde esta sección les acompaña cada día un mal político "es aquel que es fuerte con los débiles y débil con los fuertes". Ese tipo de servidor público suele convertirse además con el paso del tiempo, en un mentiroso patológico que olvida fácilmente sus promesas electorales y pone en práctica el tan conocido chascarrillo popular que manejaban con tanto salero nuestros abuelos, o sea sus bisabuelos jóvenes parados "donde dije digo , digo Diego".

Y se suelen quedar mas felices que el tonto de su pueblo, al cual le traen al pairo las chuflas de sus convecinos aun que éstas sean hirientes y salvajes porque él en su necedad es feliz. Y aunque le moleste a mis compatriotas que han votado, con todo el derecho del mundo, al partido popular y a su líder Mariano Rajoy, les tengo que decir, que hoy, este país, con las medidas que ha anunciado su político favorito, todos, ellos también, hemos entrado en un proceso de helenización imparable muy injusto y sobre todo, injustificable desde todos los puntos de vista.

Por eso, ahora que nada tiene ni pies ni cabeza nos preguntamos ¿Por qué hemos de salvar al banco del Partido Popular entre todos?, ¿Que ganan los ciudadanos con ese rescate bancario?,¿Es admisible que a las entidades financieras les preste el BCE dinero a menos del uno por ciento y la deuda soberana tenga que pagarlo al siete?.¿Pero que clase de Europa es esta?. ¿Por qué no se hace ya un gobierno de salvación nacional y mandamos a Montoro a De Guindos a su casa?.¿ Tan difícil es admitir que hemos elegido al peor de los Presidentes posibles?

Y aunque la fabula de las mil y una noches nos cuente la historia de aquel sultán que quería vestirse la camisa del hombre feliz, y que cuando sus mensajeros llegaron a localizarlo y volvieron para contarle a su amo y señor que aquel pobre hombre vivía en el paraíso porque, ¡oh sorpresa! no tenia camisa, prefiero, como otros comunes compatriotas, ser menos dichoso que "el hombre feliz" del cuento, y s,i en cambio, tener para comer cada día, un buen médico que me atienda, trabajo, y que mis niños y mis viejos estudien y reposen en lugares dignos sin agobios ni recortes.

Porque, a veces, la prosa aunque sea menos emotiva que la poesía enlaza mejor con la economía y con los intereses de la gente que el espiritual "como Dios manda".con el que Rajoy nos atormentó durante varias semanas engañándo como a "niños chicos" a muchos miles de personas que confiaron ciegamente en él.

Manuel Fernando González
Editor y Director
www.pressdigital.es
www.catalunyapress.cat

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH