JUSTOS Y PECADORES

Redacción

andres madrid

Cuando esta conseja vea la luz, seguramente el Presidente del Gobierno estará dando cuenta en el Congreso de los Diputados de cuantas medidas se consideren oportunas para detener el desastre de nuestras cuentas públicas.

Las filtraciones habidas al respecto ya anuncian un nuevo varapalo a los ingresos de los funcionarios que pagarán el pato de los desmanes cometidos por los quienes gobernaron, como María Antonieta, sin cabeza.

Pagan justos por pecadores; pagan cuando se utiliza la palabra "funcionario" para meter en el mismo talego a quienes han ganado la plaza en dura oposición y los miles de enchufados que, en aluvión, han sido colocados por sus afinidades con el poder sin más mérito que un carnet, un parentesco o cualquier otra cuestión ajena a su valía.

Pagan sin que, antes de reducir sus ingresos, escasos en muchos casos, se haya metido mano a los boquetes creados por cientos de oficinas siniestras creadas con el único fin de otorgar poltrona a quienes nunca la merecieron.

Pagan mientras se mantiene esa nueva "prensa del movimiento" formada por las televisiones y radios públicas, competencia desleal de quienes se juegan sus dineros en la aventura audiovisual.

Pagan, en fin, los de siempre, mientras se aseguran el presente y el futuro tanto inútil que vive del esfuerzo ajeno.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH