Pontevedra, Paris, Berlín......

Redacción Catalunyapress

Cuando era niño, y de eso, hace mucho tiempo, demasiado, ahora que lo pienso, los hermanos maristas nos llevaban a todos los de la clase de excursion por los pueblos de mi añorada Galicia. Y nosotros, después de comer y tomarnos la correspondiente gaseosa envasada en fabricas artesanales con el agua de la tierra, nos poníamos a cantarle al chofer del autobús aquello del "el vino que tiene Asunción, no es blanco, ni tinto, ni tiene color..." Supongo que muchos de Vds. han vivido este tipo de experiencias en su pueblo. Hoy, pasado el tiempo, la música, pero con distinta letra me viene al pelo para dedicarle un homenaje personal, al conductor de nuestra Hacienda patria el Ministro Montoro que acaba de "desdecirse", una vez más, esta vez, en el asunto del IVA, asegurándonos que como pagamos poco, nos lo va a colocar en nuestras economías a la altura que nos merecemos.

O sea, que "el IVA que paga Asuncion, no es bajo, ni es alto, pero sube un cojón...." . Si a la letra que se nos ha ocurrido al escucharle perdiendo el resuello, le añaden la popular música de la niñez, le saldrá una " cantata" medio apañada que pueden aprovechar en la próxima manifestación contra los recortes. Tan apañada, como la pasta que les va a sacar el Gobierno con el invento del Profesor Montoro, un lince en cuestiones fiscales, pero un mentiroso de mil pares de narices pinochianas en campañas electorales.

Y mientras eso se dice y hasta acontece, la oposición socialista sigue discutiendo con la Bañez por la filtración de una noticia de eres o no eres,, como si eso fuera la sustancia de nuestras penas diarias que en estos tiempos solo se alimentan con el canto del fantasma del "loro Ravachol" que, como "todo el mundo sabe", era un simpático espécimen tropical que vivióen Pontevedra entre 1891 y 1913 como animal de compañía del farmacéutico Perfecto Feijoo y que se entrenia cada mañana en liar el carajal de Dios padre, al silbarle a los carruajes que pasaban por delante de la botica, lo cual hacia que los animales haciendo caso omiso de los cocheros, fueran en dirección contraria de la que les indicaban sus amos tropezándose los unos contra los otros entre las risas del personal.

Ravachol se convirtió a lo largo de su vida en un símbolo de la ciudad por su carisma y simpatía. A su muerte, los paisanos de Rajoy le dedicaron una calurosa despedida con multitudinaria asistencia. Tanto es así, que el entierro del Loro Ravachol se conmemora todos los años en los carnavales de Pontevedra con solemne parafernalia.

Y como ha pasado con el travieso Ravachol, hoy, seguramente, tras la reunión de los líderes europeos en Bruselas , vamos a tener que celebrar también en toda España el entierro de la Banca Española en base al rescate en toda regla que se nos viene encima, con el que lo de la subida del IVA va a quedar en simple anécdota. Y todo, porque el loro del que les escribo ha mutado en grajo y que con su sombrío canto nos iremos todos al....(pongan aquí Vds. amables lectores de este propio, la palabra que rima, si es que les apetece). En fin, resumiendo : como cada día que pasa, los analistas más populares dicen que está más unido que nunca el eje Pontevedra, Paris, Berlín, deduzco ,que la profecía maya sobre fin del mundo hasta puede ser que se cumpla y con ella , la nada despreciable posibilidad, de que los vaivenes que sufre nuestra prima de riesgo, desaparezcan completamente y con ello la certeza de que, por fin, alcanzaremos la paz y el progreso que nos ha prometido el Gobierno ...como Dios manda por supuesto.

Manuel Fernando González
Editor y Director
www.pressdigital.es
www.catalunyapress.cat

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH