EL CALIFATO INFORMATIVO DEL SEÑOR HOMS

Redacción

Las ruedas de prensa del Consejo Ejecutivo del Gobierno Mas harán historia. Nunca como hasta ahora la voz, la imagen y los discursos del portavoz gubernamental, Francesc Homs, se habían prodigado tanto. Día sí, día también, las recomendaciones, análisis e, incluso, amenazas a otras fuerzas políticas habían estado tan presentes en los hogares catalanes como ahora. Hemos pasado de la fórmula practicada por el tripartito-consistente en los portavoces rotatorios-a la del portavoz que hace y deshace a placer. A menudo yendo más lejos de lo que el propio presidente de la Generalitat, a menudo criticando a sus socios de Unió enmendando la plana a la "racionalidad hispana" de un Duran Lleida que busca espacios.

El tiempo nos dirá si el fenómeno Homs, su omnipresencia, y la autocensura que genera en algunos profesionales de la radio y la tele públicas lo consagrarán como un político capaz o le condenarán como un impertinente comisario político. Pero, parece ser que el califato informativo que ostenta Francesc Homs (alias "Quico") no radica sólo en su persona. Dicen que está rodeado por una guardia pretoriana que marca, cuando no intimida, a los periodistas críticos que quieren hacer su trabajo. Un reciente incidente entre Josep Martí Blanch, secretario de comunicación de la Generalitat, y una periodista del diario digital Cataluña Press han hecho saltar las señales de alarma. Josep Martí Blanch, con sus observaciones dirigidas al trabajo de la periodista en cuestión, sobrepasó la frontera del respeto mutuo y el ejercicio de la libertad de expresión.

Dicen que no es la primera vez que sucede algo así. Dicen que el teléfono del señor Homs hace a menudo llamadas orientadoras a más de un medio de comunicación. Fatal todo ello para el ejercicio de la libertad de información y el pluralismo. Si a la contrarreforma de las leyes de la CCMA sumamos los favores dirigidos a determinados medios privados y las presiones "al detalle" sobre periodistas, podemos llegar a la conclusión de que casi todo está contaminado. ¿O no?

Joan Ferran
Diputado del PSC en el Parlament

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH