Un erudito recomienda un discreto silencio por si quien tenga en su poder el Códice Calixtino "decide hacerlo desaparecer"

|

9codice-calixtino

El Códice Calixtino va a requerir más medidas de seguridad ahora que se ha convertido en una obra conocida, tras su desaparición el 5 de julio del 2011, según ha explicado el experto medievalista y catedrático de latín José Manuel Díaz de Bustamante.

Precisamente la Policía ha procedido a la detención de una cuarta persona supuestamente vinculada con la desaparición del Códice Calixtino. Fuentes próximas a la investigación explicaron que se trata de una mujer y que no pertenece a la familia del electricista de la catedral, supuesto autor del robo del valioso manuscrito.

El detenido, su mujer e hijo se encuentran, junto con la cuarta arrestada en la Comisaría de Santiago de Compostela antes de pasar a disposición judicial. La última detenida podría ser la compañera del hijo del electricista arrestado, según los investigadores, que concretaron que el dinero localizado en los registros asciende a 1,2 millones de euros. Además, en las intervenciones policiales fueron localizadas ocho copias del códice.

En declaraciones a Onda Cero, Díaz Bustamante ha señalado que "las medidas de seguridad eran suficientes para la situación en la que estaba el Códice, un libro muy valioso del que muy poca gente tenía noticia y que interesaba a muy pocos especialistas". "Por eso las medidas de seguridad se basaban en no llamar la atención, pero una vez que alguien sabe dónde está, las medidas no son las que una biblioteca profesional con fondos valiosos puede prestar", ha dicho.

En cuanto al significado del Códice, este experto indica que la traducción sería 'códice del Papa Calixto', la versión compostelana natural y real del libro dedicado a Santiago del siglo XII. El Calistino es la primera guía detalla para peregrinos, y, en ella se explica dónde hay buena gente, dónde hay mala gente, dónde son aguas salubres y dónde son peligrosas y, además, se recomienda a veces alejarse del camino para rezar a algún santo.

En todo caso, el profesor muestra su estrañeza ya que, según explica, en la misma caja fuerte estaban otras piezas "infinitamente más bellas desde el punto de vista estético".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH