No a Eurovegas

Redacción Catalunyapress

Mucho se ha escrito ya (en CatalunyaPress mismo con Manuel Fernando González hablando muy claro y contundente) y mucho más se escribirá sobre EuroVegas. Parece que la decisión definitiva será en septiembre, pero si es así ya habremos sufrido una derrota. Soy de los que creo que EuroVegas ni aquí ni en ninguna parte y por lo tanto si al final se fuera a Madrid lo lamentaría. Pero conozco más el impacto que tendría al Baix Llobregat y por lo tanto creo que su implantación en Catalunya tendría graves consecuencias. Empiezan a surgir voces de apoyo al proyecto. Algunas por interés, otras por esnobismo, otras por ideología. Pero yo estoy convencido de que este proyecto es una aberración. Quizás en otro momento me lo miraría algo más con calma. Pensaría que es cierto que hace falta ser prudente y no prever siempre lo peor, pero la realidad nos dice que la especulación y el afán de dinero nos han traído a la miseria y por lo tanto no puedo poner ningún filtro a mi oposición a EuroVegas.

El proyecto puede atraer mafias y prostitución, es cierto. Pero estos no serian los principales motivos de mi oposición radical. El complejo puede suponer un aumento de las ludopaties a casa nuestra, pero ni siquiera este es el gran riesgo de EuroVegas. Mi opinión es que este proyecto representa, todo un modelo que quiero combatir y además seria un ataque frontal a un proyecto posible de cambio social. En primer lugar la negociación se lleva de espaldas a la gente. En este caso sin embargo tan sólo a la ciudadanía en general (no sería una gran novedad, no nos engañamos); este proyecto se hace de espaldas a los Ayuntamientos, al Parlamento e incluso a una parte del gobierno. Es un proyecto negociado directamente por el Presidente y un reducido entorno. Es por lo tanto un ejemplo brutal para explicar contra qué modelo político queremos luchar. Ganar en democracia pasa por evitar procesos tan poco transparentes como este en asuntos tan importantes.El proyecto de EuroVegas puede suponer un ejemplo cruel de como el dinero puede imponer sus condiciones. No tan sólo se dará un trato de favor extraordinario haciendo por ejemplo que se puedan expropiar las tierras por decreto. La presencia del proyecto puede suponer toda una serie de cambios legales a medida en terrenos tan diferentes como la salud, los derechos laborales, la inmigración o la ley de espectáculos. No tan sólo es que me oponga a estos cambios sino que sobre todo me indigna que se puedan llevar a cabo sin debate y solos por la sumisión al poder económico. Ganar en democracia pasa por ser fuertes ante las agresiones de los poderosos.

EuroVegas puede suponer el final de un modelo de parque agrario en el Baix Llobregat. Esto quiere decir dejar a 1.500 familias en el paro que viven del campo, esto quiere decir romper equilibrios ecológicos, esto quiere decir romper un modelo que camina hacia la soberanía alimentaria. La gente que estamos apostando, cada vez más gente, por las cooperativas de consumo, sabemos la importancia de un modelo de país que tenga en cuenta a los campesinos. No podemos malvender los campos por teóricas ganancias económicas inmediatas. Y este es uno de los ejes fundamentales también en mi oposición. Porque además esta pérdida es absolutamente irreversible. Incluso si se continua adelante con el proyecto y se acabara parando, el modelo agrario habría desaparecido. Ganar en democracia pasa por salvar la tierra y la gente que la trabaja.

No soy ni un iluso ni un romántico. Soy alguien que ya está harto de que vendan nuestro futuro.

Pere Nieto

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH