El PSC propone un pacto fiscal "realista"

|

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha defendido este miércoles una nueva financiación para Catalunya donde a diferencia del modelo actual, acordado durante el tripartito, la Generalitat tenga la "última palabra". Además, ha exigido al presidente Mas que mueva ficha y diga cuál es la propuesta del Govern

La propuesta la ha presentado Pere Navarro en el Colegio de Periodistas y se basa en crear un consorcio formado por el Estado y la Generalitat que "gestione, recaude, liquide e inspeccione" los impuestos que se pagan en la comunidad.

El modelo del PSC no llega al mismo nivel de autonomía financiera del concierto vasco y navarro, ya que propone que la gestión de todos los tributos la haga un consorcio donde el Estado y la Generalitat tengan "condiciones de igualdad efectiva".

"Para que todo el mundo nos entienda, queremos compartir la llave de la caja y tener la última palabra. Este consorcio se tiene que establecer como única administración tributaria en Catalunya", ha sentenciado.

Arropado por el exconseller de Economía Antoni Castells, principal negociador del modelo actual de financiación, ha reivindicado "el camino recorrido" por Catalunya en materia financiera, y ha afirmado que es positivo y ha ido en la buena dirección.

Modelo realista

Ha recalcado que el PSC quiere un modelo singular para Catalunya que profundice los mecanismos federales del Estado, pero ha garantizado que está dentro del Estatut, es realista, y no plantea una ruptura: "Un modelo propio, el pacto fiscal catalán, que no es ni el concierto vasco, ni el convenio navarro".

Pese a que ha destacado que siempre tiene que existir una "solidaridad estructural" entre territorios, ha defendido que se tiene que limitar la actual aportación catalana, e incentivar a las comunidades receptoras para que sean menos dependientes de la comunidades aportadoras.

También ha propuesto renovar los mecanismos de la Disposición Adicional Tercera del Estatut para "compensar el déficit en inversiones acumulado a lo largo de los últimos años", y ha pedido la creación de una comisión parlamentaria que aborde una reforma de la financiación local.

Petición a Mas

Aunque que el PSC decidió suspender sus relaciones con CiU tras el pacto presupuestario con el PP, Navarro ha tendido de nuevo la mano a la federación nacionalista --así como al resto de partidos-- para "pactar una posición conjunta" sobre el modelo de financiación.

Pese a esta oferta le ha hecho dos advertencias al presidente Mas: que el PP será quien "realmente hará imposible el concierto económico para Catalunya", y que ahora es CiU y el Govern quienes deben formular su propuesta de modelo de financiación.

"Ahora es el presidente Mas quien tiene que mover ficha. Hace falta que explique qué quiere, cómo lo quiere y con quien lo quiere", ha sentenciado.

Navarro ha reclamado a Mas que ponga sobre la mesa un modelo concreto, pero en alusión al concierto, le ha espetado: "No abonaremos aventuras para poder explotar luego el fracaso".

El líder socialista ha manifestado que está abierto a dialogar sobre las conclusiones de la comisión parlamentaria del concierto, a la que el PSC no se sumó cuando se aprobaron, y sí lo hicieron CiU, ICV-EUiA y ERC.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH