La radio televisión pública de Badalona es indispensable

Redacción Catalunyapress

Me tiene muy preocupado el futuro de la radio y la televisión local de Badalona. Lo que está sobre la mesa es un error de gran magnitud y la manera de minar la moral de los trabajadores de este ente me parece de un perfil muy bajo y de una falta de mano izquierda flagrantes. Todo esto es un aprovecharse de la tormenta económica para hacer una gamberrada.

En primer lugar, como profesional con mucha experiencia en el campo de la proximidad, y como ex trabajador durante más de 20 años de la radio pública (RNE) como editor y presentador de diarios hablados y otros espacios informativos, alzo la voz para decir que con estas cosas no se juega. El primer imput negativo que recibí sobre el futuro de Radio Ciudad y Badalona TV fue la incógnita de su audiencia. Le digo al alcalde ya los concejales del consistorio badalonés que ambas tienen una audiencia por encima de la media en Cataluña.

Hay audiencia, y lo saben

Para decir que "hay poca audiencia", en que se basan? Pues ambos datos no fiables. La primera, el estudio EGM, absolutamente sesgado para la radio catalana, a pesar de las 14.000 entrevistas que se hacen de más en todo el territorio. El segundo, el Barómetro de la Comunicación de Fundacc. Este es un instrumento que "se mora" en el ámbito comarcal, es decir, se fiable con la suma de una comarca entera, no una población. A nosotros, por cierto, no nos importa si nos escuchan desde Santa Coloma, o desde Sant Adrià ... nosotros somos Badalona y los medios son badaloneses y los pagan los ciudadanos de esta ciudad.

Mirad, el Barómetro (y el EGM y todos los instrumentos de medición de audiencias) se valen de las encuestas para ofrecer resultados. Es de sentido común entender que, además encuestas más creíble será la encuesta. Así, pues, es como si trabajáramos con una lupa: como que la encuesta es de ámbito nacional lo que está más afinado es el total del país, pero a medida que la lupa se nos acerca y llega a la comarca, la efectividad se reduce, porque también es menor el número de personas encuestadas, y cuando llegamos al ámbito local la lente de la lupa está absolutamente distorsionada, bastante lejos de realidad, sólo nos dice que somos pero con un valor más que relativo .

El Barómetro de la Comunicación hará en 2012 un total de 3.400 encuestas / año en tres oleadas, es decir, cada ola cuatrimestral recogerá 1.100 encuestas en todo el Barcelonès Nord, es decir, unas 360 por ciudad. Las 360 personas que deberán respondido a la encuesta pueden residir en cualquier lugar de Badalona, ??pueden tener 18 0 68 años ... quiero decir que, desde el punto de vista sociológico están sumados todos los estratos de población sin discriminación. Todo el mundo sabe que himultiplicitat de factores que determinan una audiencia, la edad, el lugar donde se vive, los estudios, los horarios y ahora incluso el idioma.

Oiga, alcalde

Le digo al alcalde y a sus concejales que la fiabilidad del rendimiento social de la radio y televisión local está confirmada por su servicio público, por el apoyo de los ciudadanos que han recibido a lo largo de los años y porque, sin encuestas, se huele, se palpa, se nota que las emisoras de Badalona Comunicació están arraigadas y son dos medios de referencia.

Creo que la rotundidad de este párrafo anterior es el fondo de la cuestión. El político local es consciente del poder y la fuerza de su radio y de su televisión y, he-aquí, les da miedo, les angustia. No son el dinero, saben que están vende invertidos. La democracia y la transparencia requiere de la existencia indispensable de auténticos medios de difusión de servicio público para realizar a nivel político cultural las acciones que requiere su tarea de gobernabilidad, porque de lo contrario no será un gobierno local fuerte para crear las condiciones de hegemonía que exige el proceso de conducción pluricultural, democrático y transparente de la compleja sociedad badalonesa del siglo XXI.

En este sentido, el menospreciar y decapitar de personal los medios de comunicación de servicio público en el funcionamiento de la sociedad badalonesa, es equivalente a no contar con medicina pública, calles públicas, alumbrado público, agua pública, jardines públicos, educación pública, cultura pública, etc, para dejar entregada toda la operación del funcionamiento de la estructura ciudadana a la dinámica de la autorregulación social, que no es otra realidad que la autorización oficial del reinado de la ley darwinista de la supervivencia del más fuerte sobre el más débil. En otros términos, podemos decir que con la presencia de los medios de información comerciales de Barcelona o de Madrid la sociedad badalonesa puede construir al mercado ya la globalización, pero sin la presencia de medios de comunicación municipales de servicio público bien fuertes difícilmente el Ayuntamiento badalonés puede construir en la ciudad la democracia ciudadana, la transparencia y los procesos de supervivencia civilizada que requiere la ciudadanía.

No debemos discutir, tenemos que demostrar el error del alcalde de querer aflebir Radio Ciudad y Televisión Badalona. Si los descabezado el pico poco podrán rechistar. Ah! Y si no quieren que pían entonces, si, entonces se acabó la discusión y empieza la pelea.

Estanis Alcover i Martí
Consultor de Comunicación y Estrategia

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH