Sin novedades en el lago Ness

Redacción Catalunyapress

Parecía que sí, que la tarde del martes en el Pleno del Congreso veríamos, por fin, apareceria nuestro particular monstruo del Lago Ness. Algunos, cada vez menos, le esperaban, pero tampoco ha llegado. El PSC sigue sin existir en el Congreso, aunque el Martes tenían una muy buena oportunidad de demostrar que son algo más que una leyenda o unas siglas que sólo aparecen cuando nos rodean las nieblas de la Campaña Electoral.

Y es que al Pleno se debatía y votaba una moción defendida por el amigo Joan Tardà que pedía el cumplimiento de las sentencias del Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional; sentencias que establecen, muy claramente, que, en aquellas materias que son competencia exclusiva de las Comunidades Autónomas, el Estado no se podía atribuir título competencial por la vía de su capacidad de gasto, que si decidía poner en marcha una línea de subvenciones en un ámbito de competencia autonómica, el Estado podía regular, pero las autonomías habían de gestionar. Y consideraba el Tribunal Supremo esta doctrina de aplicación a los recursos que se deriven del 0,7 del IRPF para fines sociales y por tanto, era preciso que la gestión de los mismos corresponda a la Generalitat, en el caso de Cataluña. Limpias y claras han sido las máximas instancias judiciales españolas (las que han hablado) hablando de esta manera.

Todo ello parece poco a populares, socialistas y UPyD; disimulando lo que las sentencias proclaman, han rechazado la moción de en Tardío. Los nacionalistas catalanes y vascos, y el resto de grupos minoritarios hemos apoyado, como no podía ser de otra manera. Y es que, en el caso de los partidos catalanes, el viernes 17 de febrero asumíamos ante la Mesa del Tercer Sector, de que apoyaríamos la demanda de las 4000 entidades catalanas del ámbito social de nuestro país. Y esta demanda no era otra que la gestión de estos recursos por el gobierno catalán. Fue en este encuentro donde la representante socialista catalana asumió que los socialistas apoyaban la demanda y que actuarían en consecuencia en la correspondiente votación en el Congreso. Algunos especulan con la posibilidad de que el PSC por primera vez en 30 años votara diferente que el PSOE. Pero como el monstruo del lago Ness, el PSC no existe en Madrid. Y es una pena. Son demasiados votos y demasiados diputados que cuando están en Madrid no existen para Cataluña.

La posición catalana, que hoy más que nunca tiene la fuerza de la legalidad, se hubiera podido expresar con toda su fuerza si los socialistas elegidos en Cataluña nos hubieran acompañado, junto con la gente de ERC e ICV-EUiA, y valencianos , vascos, navarros, gallegos y canarios. E igualmente se hubiera rechazado la moción, pero la voz del país hubiera sonado con más fuerza que nunca en defensa del autogobierno y de la sociedad civil catalana.

Carles Campuzano
Diputat al Congrés per CiU
www.carlescampuzano.cat
@carlescampuzano



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH