jueves, 30 de marzo de 2017

Llivia la ultima posición de la Catalunya de Lluís Companys

Redacción

Llivia suena a sierra, huele al verde aderezado de nube y es una avanzadilla de Catalunya en Francia. Envuelta de yerba fría y piedra dura, en 1936 se transformo en un catón anarcosindicalista cogestionado con la Esquerra Republicana de Lluís Companys y la UGT de Largo Caballero. Ya en Mayo de ese año, los campesinos se pusieron en huelga durante varias jornadas, para mejorar sus condiciones laborales.

La derecha local, no contaba con ningún plan de alzamiento el 19 de Julio en la población. Tras el fracaso de la intentona golpista en Barcelona, se constituye un comité de enlace de todas las fuerzas del Frente Popular en el municipio el día 21. Ningún derechista sufrió detención, ni atentado contra su vida por parte de las milicias, solo el comerciante Isidro Meya Fort, tuvo que refugiarse en el país vecino. El 24 toman el control de la Iglesia parroquial, el destacamento de Carabineros estacionado en el pueblo y un grupo de la CNT y la crean varios desperfectos. Los días 6 y 7 de Agosto la CNT incauta un comercio de alimentación y colectiviza todo el género existente en el mismo y una casa señorial pertenencia de Guillermo Carbonell Lledó, instalando en ella la sede del Frente Popular y terminan por socializar todos los bienes e inmuebles de la Iglesia y sus hermandades. En los hechos no hubo violencia contra particulares y solo resultaron dañadas unas imágenes religiosas.

El alcalde republicano era Antón Imborn i Bonet, elegido el 1 de Febrero de 1934 de ERC y depuesto por el Gobernador Civil por el apoyo que dio a la proclamación del estado catalán dentro de la republica Federal española el 6 de Octubre, proclamada por el Presidente Companys. Restituido por la Generalitat el 19 de Febrero de 1936 y de nuevo relevado por el Comité de milicias Antifascistas que adquieren el control del Ayuntamiento el 23 de Julio. El 27 de Enero de 1937 Llivia elige en votación un nuevo consistorio municipal, formado por tres ediles de la CNT, tres de ERC y dos de la UGT. El anarquista José Sala Cost recibe 7 sufragios de los componentes de la corporación y el también libertario Enric Oliva Maranges 1, siendo alcalde electo el primero y el segundo nuevamente derrotado por 5 votos contra 3 por el candidato de Esquerra Republicana de Catalunya, Francisco Puig Gosa que se transforma en Alcalde-Segundo.

La restante corporación está constituida por Domenec Bertrán Barallat (CNT), Jaume Tuset Pi (UGT) Pere Laguarda Formenti (UGT) Juan Sirvent Iberm (ERC) Josep Agustí Llorens (ERC) y Pedro Mitjavila como Juez Municipal. El ayuntamiento reserva puestos en el ejecutivo a las organizaciones Acción Catalana Republicana, al POUM y al sindicato de pequeños productores Unió de Rabassaires por si en algún momento constituyen entidades locales en la localidad. Los militantes del PSUC están en el consejo mediante el sindicato Unión General de Trabajadores.

En Marzo, la propaganda mediática extranjera de derechas, pública que el gobierno de la República se establece en el municipio con el presidente Juan Negrín, para estar más cerca de la frontera y huir lo más rápidamente posible. El 30 de Julio de 1938, el ayuntamiento abre una subscripción popular de apoyo al ejército de la República, que recauda 831,50 pesetas que donan los habitantes de Llivia. El 31 de Enero, el periódico La Vanguardia Española ya en poder de las autoridades franquistas, informan que los "Rojos" han abandonado el municipio, acto que no se da hasta el 11 de Febrero y algunos de ellos hasta la mañana del 12, que es ocupada por unidades militares del General Franco, tras solicitar permiso al gobierno Francés para poder usar la carretera que conduce a Llivia por territorio galo. Siendo el postrero reducto de la republica, de la democracia y de la Catalunya libre en ser apropiado por la dictadura.

La conquista de Llivia, trae la consecuencia de un exilio político de la dirección de la izquierda local a Francia, entre ellos Pedro Alcoce Gil, Juan Cantos Pintor, María Cantos Pintor, Miguel Domengé Juando, Salvador Flores Gutiérrez, Valentín Iberm Tarrés, Pedro Mateo Miravete, Esteban Soler Boix y los carabineros Gerardo Siguero y José Cerón, a la vez que el alcalde José Sala Cots, Laureano Beltrán Navarrete acabaría en Argentina. Con peor destino finalizo el vecino Francisco Imbern deportado al campo de extermino de la Alemania Nazi de Buchenwald el 19 de Junio de 1944. En Octubre de 1944 durante la invasión de columnas guerrilleras republicanas del valle del Aran, se especulo con la toma de Llivia por las mismas y el establecimiento de un gobierno provisional dirigido por el General Riquelme.

El golpe de estado del 18 de Julio de 1936 supuso una guerra de tres años y en Llivia la desaparición de la izquierda que perdió el hilo organizativo y político durante décadas.



Eduardo Andradas

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH