Díaz Ferrán arruinó el Grupo Marsans por usarlo como "monedero"

|

La administración concursal del Grupo Marsans ha concluido que sus máximos responsables, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, utilizaban la compañía como un "monedero" desde el cual traspasaban dinero a sus sociedades patrimoniales provocando así su insolvencia, según el escrito de calificación de culpabilidad concursal elaborado por los administradores.

En el escrito, los administradores acusan a ambos empresarios de dejar "con importantes fondos propios negativos" a las cuatro empresas del Grupo Marsans -Viajes Marsans, Tiempo Libre, Viajes Crisol y Rural Tours- manteniendo "la función monedero del Grupo Marsans incluso en las últimas fases de desintegración del negocio".

El Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid dio traslado de este informe a los acreedores de la compañía turística la pasada semana para que se pronuncien sobre la calificación de culpabilidad de los antiguos administradores de Grupo Marsans y de su compradora, la sociedad Posibilitumm Business. Pasado este trámite, la juez señalará una vista para dirimir sobre la culpabilidad.

Los administradores relatan cómo los antiguos propietarios contribuyeron a generar su insolvencia "extrayendo del circulante fondos para pasar al capital de la sociedad dominante -Teinver- y otras sociedades dominadas por ésta, sin control".

En total, el informe cifra en 296 millones de euros la deuda conjunta que acumulan las sociedades controladas por Díaz Ferrán y Pascual con el Grupo Marsans, el 88% de las cuales pertenecen a Teinver. Esta sociedad actuaba como matriz del grupo empresarial y asumía las deudas sin cancelarlas posteriormente. Por su parte, Viajes Marsans debe 45 millones de euros a empresas del grupo.

Los administradores concluyen que la conducta de Díaz Ferrán y Pascual supuso "dolo eventual o culpa consciente" y piden a la juez que les condene a una inhabilitación de 15 años para ejercer como administradores de empresas y a los créditos que no hayan sido satisfechos por la liquidación de las empresas.

Tergiversación contable

El informe concluye también que la crisis del Grupo Marsans fue "agudizada" por la "tergiversación contable repetida", las "inexactitudes" documentales y el retraso en declarar la situación concursal de la compañía. Díaz Ferrán y Pascual presentaron el concurso de acreedores de Viajes Marsans en junio de 2010, al mismo tiempo que anunciaron su venta a la sociedad Posibilitumm Business.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH