Wikileaks saca a la luz la burla hacia Aznar de los espías norteamericanos

|

Este lunes Público se hace eco de la información que desvela la organización capitaneada por Julian Assange que desvela los correos electrónicos de la compañía de espionaje privada Stratfor, cuyos clientes incluyen a servicios secretos, múltiples ministerios de Defensa y de Exteriores, embajadas, incluida la de España, y grandes multinacionales de todo el planeta.

Entre ellos Wikileaks desvela como los espías norteamericanos se burlan de Aznar y de sus ideas. De ahí que la directora de Inteligencia Geopolítica de Stratfor se asombra de que el expresidente, Jose María Aznar es "más extremista incluso que los funcionarios israelíes a los que he escuchado".

Todo empieza por un cable en el que la directora de Inteligencia Geopolítica de esa CIA en la sombra, Reva Bhalla, informa a todos los analistas de la empresa de que se dispone a asistir a una conferencia de Aznar en Georgetown (Washington, DC), el 16 de noviembre de 2010, tras la que podrá hacerle algunas preguntas.

Y en el contenido de los mismos se extraen frases como "¿Alguien tiene preguntas para el ex primer ministro español Aznar, no vaya a ser que me quede dormido?", bromea Bhalla antes de asistir a la conferencia o ¿Puedes simplemente decirle de mi parte 'buen intento el de culpar a ETA?'", replica burlón Bayless Parsley, un analista sobre África, refiriéndose despectivamente a la insistencia con la que su Gobierno trató de imputarle a ETA la autoría de los atentados del 11-M en Madrid, en los que perecieron 191 personas.

La verdad es que, al final, ninguno de los especialistas de Stratfor aportan sugerencias interesantes sobre qué preguntarle a Aznar, pero sí mostrarán su sorpresa cuando Bhalla, tras el encuentro con el expresidente, envíe su sucinto informe sobre las convicciones y teorías del presidente de honor del Partido Popular.

"¡Caramba!", escribe Bhalla en la primera línea de su informe. "El señor presidente es un ultra ["hardcore", en el original]... Mucho más extremista incluso que los funcionarios israelíes a los que he escuchado. Él se cree sinceramente que todos los terroristas son iguales y que nada que no sea una guerra total puede derrotarlos. Está rotundamente en contra de cualquier tipo de negociación con terroristas y critica duramente a Francia, Alemania y otros [países] por esta cuestión".

En cuanto a la visión que tiene el ex presidente español sobre Cataluña los espías sostienen que "que el Gobierno regional fomenta la inmigración musulmana desde Pakistán, Argelia, etc porque ellos pueden integrarlos lingüísticamente con más facilidad, en oposición a los inmigrantes hispano-hablantes. Y así también es el lugar del país [España] donde más imanes radicales hay", prosigue el relato sobre las clases magistrales que Aznar va impartiendo en el extranjero.

Guasa sobre su pelo

Aunque casi lo mejor es la respuesta que le da Reginald Thompson, monitor de Publicaciones de la compañía: " Mi hermano tiene una foto suya con Aznar en aquel acto. Cada vez que la miro, siempre pienso que lo que más me llama la atención es su pelo...". Y es ahí donde empieza la guasa con el peinado de Aznar. Primero, Bhalla responde: "Jaja, me encanta que tú también te fijases en esos maravillosos mechones... Aznar puede haber estado exagerando lo de ETA en VZ [Venezuela], pero quién sabe...". Después, en otro mensaje, la directora de Inteligencia Geopolítica de Stratfor se desmelena con el tema del pelo: "Va impecablemente vestido, lleva el pelo más hermoso... ¡Tan sedoso y brillante! Podría preguntarle qué tipo de champú usa...".

Al final, según termina el artículo de Público parece que la mayor aportación que hizo Aznar a los analistas de la CIA en la sombra fue una amena charla entre ellos sobre los secretos de su pelo.

Más información

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH