Así no se puede

|

Mourinho reconoció que lo justo hubiera sido el empate en su visita a Vallecas, pero el árbitro perdonó un penalti y expulsión a Ramos en el minuto 20 y una genialidad de Cristiano Ronaldo dio la victoria al Real Madrid, que hace inútil el gol de Messi para deshacer la igualdad en el Vicente Calderón.

El Madrid ganó en Vallecas gracias a los errores del arbitro y de los delanteros del Rayo, atascados ante Casillas, y a la genialidad de Cristiano Ronaldo, que sorprendió a todo el mundo al rematar de tacón un balón muerto en el área tras el bote de un córner.

El árbitro perdonó acciones muy duras de Ramos y Pepe. El sevillano debió ser expulsado en el minuto 20 tras golpear con el codo en la cara de Diego Costa dentro del área, pero el penalti no fue señalado.

La victoria por la mínima del Madrid impidió al Barça recortar distancia en la liga pese a su victoria, gracias a la otra genialidad de la noche, obra del mayor genio del fútbol mundial. Messi aprovechó un descuido de Courtois, que estaba colocando una barrera que el argentino no había pedido, y transformó una falta por toda la escuadra.

El gol de Messi cuminaba la victoria, que se había empezado a gestar con el gol de Alves antes del descanso, tras aprovechar un pase de Cesc Fábregas al segundo palo. Falcao, en la reanudación, estableció la igualada en un córner y Valdés, que se mostró inseguro en la primera mitad, sacó tres balones complicados y evitó la remontada del Atlético.

Al final Messi, al que se le anuló un gol por mano, resolvió y el Barça sigue a diez puntos del Madrid.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH