EUROVEGAS: OPORTUNIDAD O AMENAZA

Redacción Catalunyapress

Hacía tiempo que sonaba que un macrocomplejo de juego y podría instalarse en España. Pero la propia dimensión del proyecto y las comparaciones con Las Vegas, ponían en duda su verosimilitud. Todo ello parecía más una broma que una posibilidad cierta. Pues poco a poco la broma se ha ido abriendo camino hasta llegar en coche a las puertas del Palau de la Generalitat.

El inversor norteamericano, Sheldon Adelson, sin duda conocedor de las estrecheces económicas que están pasando las administraciones públicas españolas y catalanas, así como las dramáticas cifras del paro en nuestro país, llega ofreciendo el maná de su dinero y con 200.000 puestos de trabajo como promesa. Y a cambio -porque nada es gratis en esta vida-requiere mucho más que un tratamiento fiscal de amigo. Pide exactamente que se cree un limbo legal ajustado a las necesidades de esta empresa.

Un traje a medida que significaría modificar la legislación en materia de blanqueo de capitales, la ley del tabaco, la ley de enjuiciamiento civil, permitir el acceso al recinto de menores y ludópatas y, claro, una exención de pagar impuestos locales, autonómicos y estatales durante dos años, así como olvidarse de contribuir a la seguridad social durante el mismo periodo. Parecía una broma, pero no lo era.

Lo más preocupante no es que alguien pueda poner estas condiciones sino que nuestras instituciones puedan valorar la posibilidad de acceder. No es simplemente una cuestión de marco legal e igualdad ante la ley. Es mucho más que eso, dejando claro que eso ya es bastante importante. La verdadera cuestión tiene que ver con nuestro modelo económico.

Aceptar esta inversión sería como vincular radicalmente la creación de riqueza en nuestro país a un diseño de España como en el balneario del sur de Europa. Tenemos que seguir este guión que marcan otros. La industria del turismo es muy importante, pero no podemos fiarlo absolutamente todo al sector servicios y menos si a cambio debemos entregar nuestros avances en materia laboral, legal y social o generar un agravio entre empresarios que cumplen la ley y los que no. Todo ello ha dejado de ser un proyecto estrambótico para convertirse en una amenaza real sobre un modelo de crecimiento económico basado en la economía productiva.


Josep M. Àlvarez
secretario general de la UGT de Catalunya

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH