¿Se colapsaron los mayas por una sequía?

|

EuropaPress.- Un estudio de un equipo internacional de científicos señala que la desintegración de la civilización maya pudo haber estado relacionada con una reducción en las precipitaciones moderadas.

Para llegar a esta conclusión, la investigación combina registros de cambios climáticos del pasado, a partir de estalagmitas y lagos poco profundos, con un modelo de reducción de lluvias de verano y tormentas tropicales sobre la región.

Según uno de los autores del estduio, publicado en 'Science', Eelco Rohling, "los resultados muestran una reducción de las precipitaciones más modestas entre los tiempos en los que la civilización maya clásica floreció y colapsó, entre los años 800 y 950". "Estas reducciones, entre un 25 y un 40 por ciento de las precipitaciones anuales, fueron lo suficientemente importantes como para que la evaporación dominara sobre las precipitaciones, reduciendo la disponibilidad de agua rápidamente", ha señalado.

Otro de los autores, Medina Elizalde, ha afirmado que "durante más de un siglo, los investigadores han relacionado la desaparición de la civilización maya clásica con el cambio climático y, sobre todo, con la sequía" una teoría que se ha desarrollado gracias al nuevo trabajo que, a su juicio, explica, "coherentemente", los cambios en los conjuntos de datos críticos en el equilibrio entre la evaporación y las precipitaciones de la región.

En este sentido, Rohling ha explica que estas reducciones modestas pudieron causar la desintegración de una civilización bien establecida porque "el verano era la temporada principal, para los mayas, de la reposición de agua dulce, ya que no hay ríos en las tierras bajas de Yucatán" de manera que el agua tenía una gran importancia en la sociedad, de ahí que las principales consecuencias que se dieron en esta época fueran "los trastornos sociales y el abandono de las ciudades".

Los científicos también señalan que las sequías durante la desaparición de la civilización maya clásica fueron de gravedad similar a las proyectados por el IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change) para el futuro cercano de la misma región.

Elizalde ha añadido que "lo que parece una pequeña reducción en la disponibilidad de agua, puede dar lugar a importantes problemas de larga duración". "Este problema no es exclusivo de la Península de Yucatán, sino que se aplica a todas las regiones en entornos en los que la evaporación es alta", ha concluido.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH