Al menos 4 detenidos en una marcha de discapacitados en La Paz

|

EuropaPress.- La marcha que un centenar de discapacitados ha protagonizado en La Paz para exigir al Gobierno una pensión mínima de 3.000 bolivianos (unos 327 euros) se ha saldado con varios heridos y al menos cuatro detenidos, según informan los medios de comunicación locales.

Los discapacitados han llegado a la capital este jueves, después de recorrer en dos meses unos 1.600 kilómetros desde el centro del país. El grupo ha querido culminar su recorrido en la plaza Murillo, donde están los edificios del Gobierno, algo que la Policía ha impedido.

Los agentes, equipados con escudos, gas pimienta y porras eléctricas, han formado un cordón de seguridad para bloquear las entradas a la plaza por las calles Yanacocha e Ingavi. Unos metros más atrás han formado otro cordón, apoyado por dos autobuses policiales, según Red Erbol.

Los discapacitados han intentado rebasarlo, por lo que los policías han hecho uso del gas pimienta. En este punto, los manifestantes han decidido desnudarse y arrastrarse por el suelo para evitar una agresión de los agentes, de acuerdo al relato del diario boliviano 'La Razón'.

Como consecuencia de este enfrentamiento, varias personas se han desmayado, un policía ha resultado herido y cuatro discapacitados, identificados como Ruth Gutiérrez, Fernando Torres, Miguel Mariano Mendoza y Rodrigo Poma, han sido detenidos y trasladados a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).

El jefe de Prevención y Atención de Conflictos de la Defensoría del Pueblo, Gregorio Lanza, ha denunciado en Red Erbol que los detenidos han sido golpeados en la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP).

"Los ingresaron de manera violenta a la UTOP. Alcancé a fijarme que uno de ellos tenía un bozal y las manos encadenadas a la espalda. Otro está sangrando por la nariz. Tienen señales de lesiones, magulladuras y golpes", ha aseverado.

Uno de los representantes de los discapacitados, el diputado de Plan Progreso para Bolivia (PPB) Jaime Estívarez, ha explicado que la intención de los discapacitados era culminar su marcha en la plaza Murillo, como hicieron las comunidades del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

"Lo único que pedimos es que nos dejen entrar libremente en la plaza, como a los del TIPNIS. No vamos a renunciar. Creemos que el libre tránsito es un derecho de todos los ciudadanos", ha dicho Estívarez, al tiempo que ha confiado en que el Gobierno les reciba.

Por su parte, el diputado oficialista Galo Bonifaz ha atribuido la violencia a "personas infiltradas" en la marcha, aunque ha rehusado especificar.

Pensión mínima


El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, ha reiterado que, "definitivamente", el Gobierno no puede soportar el pago de una pensión mínima de 3.000 bolivianos, al tiempo que ha acusado a los discapacitados de romper un acuerdo previo que situaba el importe a recibir en 1.000 bolivianos (unos 109 euros).

Además, ha lamentado que los discapacitados prefieran destinar los 40 millones de bolivianos (unos 4,3 millones de euros) utilizados para la reinserción laboral de este colectivo al pago de una pensión mínima, según informa la Agencia Boliviana de Información (ABI).

"Lo que iba a hacer este fondo era darles la oportunidad para que se inserten en el mercado laboral y que no necesiten de un bono, sino que puedan resolver sus problemas con su trabajo, porque ellos pueden trabajar, muchos de ellos", ha explicado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH