CONSEJEROS

Redacción Catalunyapress

No ha muchos días el gobierno redujo el número de consejeros de las empresas públicas y limitó sus ingresos, o eso dicen. No tengo yo excesivos conocimientos sobre las cuestiones mercantiles pero, parece ser, que la función principal de un consejo de administración es representar a los accionistas y cuidar de sus intereses.

En el caso del Estado, único accionista de la mayoría de las empresas públicas, maldita la falta que hace tanto aconsejador y se supone que para vigilar los intereses del propietario podrían designarse, a tal efecto, funcionarios de carrera, expertos en el objeto social y con el ojo avizor para evitar desmanes por el poder ejecutivo de la compañía que seguro harían una función mas profesional que tanto espontáneo.
Como decían los antiguos charlatanes a la hora de atraer a su público para venderle un paquete de cuchillas de afeitar, ni quince, ni doce, ni diez, ni tres, ni nada. Sobran, así me lo parece, tanto consejero paracaidista sin la menor noción de lo que se cuece en la compañía en cuestión y tan solo dispuesto a disfrutar de unos emolumentos inmerecidos.

Aunque, puede ser, tal vez, quizás, que de lo que se trate sea premiar fidelidades con lo que las sociedades estatales se transforman en una multitud; cuatro mil dicen que existen; de panteones de vivos ilustres.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH