La manifestación de CGT en Barcelona acaba lanzando huevos

|

Unas 3.500 personas, según datos de la Guardia Urbana, han secundado este domingo la manifestación contra la reforma laboral del Gobierno, convocada por el sindicato CGT en Barcelona como protesta alternativa a la de CC.OO y UGT, y han acabado lanzando huevos a la sede de la delegación del Gobierno y de CDC.

Los manifestantes han partido a las 11.00 horas de la confluencia de la plaza Catalunya con el portal de l'Àngel y han acabado ante la sede de CDC, en la calle Còrsega con Roger de Llúria.

A la marcha, bajo el lema 'Tomemos la calle', se han unido miembros del colectivo de los 'yayoflautas', 'indignados' del 15M y trabajadores de TMB, entre otros colectivos.

Durante el recorrido se ha podido ver la representación de un cerdo con el lema 'Puig dimisión', y en el manifiesto que han leído han pedido "poner en marcha un proceso colectivo y de unidad de clase" que conduzca a derogar una reforma que acaba con los derechos de los trabajadores, consideran.

"Es un decretazo, la reforma más agresiva y destructora que los diferentes gobiernos se han atrevido a implantar en las últimas décadas", añade el texto.

Para CGT, la reforma "emprende un camino que significará mayor humillación, precariedad, paro y exclusión social por la clase trabajadora".

Por ello, ha pedido a los trabajadores que "inicien el camino hacia la necesaria huelga general", que consideran la única otra opción.

El sindicato ha celebrado manifestaciones similares en la rambla Nova de Tarragona a las 11.45 horas y la plaza Ricard Vinyes de Lleida a las 12.00.
Imprimir

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH