Sin tapujos

Redacción Catalunyapress

Hoy iremos al grano. Ya basta de florituras retóricas y de juegos de palabras. Las palabras fuertes y contundentes de una lengua también están en el diccionario y, ahora mismo, me apetece usarlas.

Estoy preocupada, agotada, nerviosa, inquieta, angustiada, rebotada, indignada, furiosa, cabreada como una mona. Estoy harta, aburrida, hastiada, hasta los h...

Vale de mentiras de una vez. No nos intentéis vender más cuentos chinos ni hacernos comulgar nuevamente con ruedas de molino. Se os ve a la legua las malsanas intenciones. Sólo os interesa mandar, dominar, ostentar el poder y remover el dinero. No conocéis los escrúpulos y el resto de la gente os importa un rábano. No tenéis conciencia, sueldos nocivos y malignos. Sois una enfermedad, el cáncer incurable del organismo social.

Por desgracia, acceder a vuestro escondite resulta imposible. Seguro que ni siquiera os conocen estos politicastros de baja estofa que dan la cara por vosotros y que se han creído que juegan un papel decisivo. Esos que, como títeres, os complace mover desde la sombra a vuestro libre albedrío. Os estáis divirtiendo, ¿verdad, mamarrachos sin remordimientos?

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH