Tiempo de elecciones

Redacción Catalunyapress

El calendario electoral en el conjunto del Estado deja muy pocas fechas en blanco, si hemos de contar precampañas y campañas. En la inminencia de las autonómicas de Andalucía, que si aciertan las encuestas dará un territorio más a tantos como ya gobierna en PP, se añade ahora un horizonte más cercano de lo previsto las de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

El portavoz del partido socialista (PSE-PSOE) a Eusko Legebitltzarra (Parlamento), José Antonio Pastor anunciaba hace poco en una entrevista radiofónica el adelanto, contra las manifestaciones iones reiteradas de quien debe convocar los comicios, que es el presidente Patxi López , en el sentido de que agotará la legislatura. A este avance la legislatura. A este avance (que las llevaría a finales del año o el inicio del próximo) Pastor añadía el augurio de un final del actual período "un poco movido". Hasta ahora era el Partido Popular quien marcaba distancias respecto d ela política del ejecutivo monocolor del PSE, al que da el apoyo parlamentario imprescindible para formar mayoría, bajo el lema lana por el líder del PP, Antonio Basagoti, que son los suyos los que pueden "poner y quitar lehendakari".

El portavoz prevé que haya más "desencuentros" entre los dos aliados, sobre todo a raíz de la reforma laboral del gobierno Rajoy. Alguna señal de distanciamiento se ha producido ya. El mismo Basagoiti proclamaba que ve López "un poco desnortado", mientras el portavoz de su grupo en el Parlamento autonómico amenazaba con pedir la reprobación de la consejera de Empleo y Asuntos Sociales del Ejecutivo, Gemma Zbaleta, si Lanbide (el ente público de empleo) sigue contratando orientadores laborales fuera de las bolsas de empleo de la oferta pública del mismo gobierno.

Para el portavoz socialista, ETA es "lo que menos preocupa" actualmente, aunque, "el Partido Popular no tiene que perder la oportunidad de conseguir el fin real de la violencia".

Declaraciones y contradeclaraciones de los líderes parecen abrir un periodo más claramente preelectoral en el País Vasco, constituido en comunidad autónoma, mientras el reelegido presidente del PNV ofrece apoyo al gobierno socialista de Patxi López, quizá para mantener durante el plazo máximo la actual situación, en espera que Amaiur vaya desgastando lo máximo posible en este corto tiempo, por las acciones de Bildu a los ayuntamientos y la Diputación de Guipúzcoa.

Porque la aritmética parlamentaria que se augura a al cámara vasca tras los próximos comicios será bastante más complicada que la actual, con la fuerte presencia aún previsible de la coalición radical, que en principio impediría una repetición del pacto "actual" contra natura "entre representantes de ambos partidos de ámbito estatal, pero que no daría muchas facilidades para el retorno de un ejecutivo del PNV, si no fuera recuperando alguna coalición" transversal ", porque le resultará muy difícil establecer un pacto con el adversario quien le disputa parte del mismo respecto de electores. Mientras tanto, el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, anunciaba que ETA sigue reclutando nuevos miembros, aunque el mantenimiento de la inactividad "armada", y el PNV respondía que "no le consta" la realidad de este anuncio. Pronto hemos de ver, porque ni los pasos capa el desarmamament y al cabo de la organización terrorista, ni la precariedad de un gobierno en estos tiempos de crisis, se pueden alargar en el tiempo sin consecuencias bastante negativas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH