Esteve rechaza la dimisión de Matas por el escándalo en la ACM

|

El coordinador general de la Diputación de Barcelona, Josep Maria Matas, facturó cerca de un millón de euros a su empresa a través de la Asociación Catalana de Municipios (ACM), mientras dirigía esta institución, por trabajos de los proveedores de la ACM, que cobraba como propios.

Salvador Esteve, presidente de la Diputación de Barcelona, ha rechazado la dimisión presentada por Matas este martes por la información publicada en el diario El País este martes sobre los vínculos entre la actividad empresarial de Josep Maria Matas, actual coordinador general de la Diputación de Barcelona, y la Asociación Catalana de Municipios (ACM), mientras ejercía de secretario general de esta institución, cercana a CiU.

Matas ha negado ante Esteve las acusaciones de El País, pero ha puesto su cargo a disposición del Presidente para no dañar la institución, según un comunicado oficial de la institución, en el que Matas aclara que la existencia de esta empresa figura en el registro de intereses de la Diputación, niega cualquier irregularidad, y concluye: "Las informaciones publicadas, que ponen en duda mi honorabilidad, no quiero que afecten en ningún caso esta corporación".

La empresa de Matas

Matas fundó en 2003 una empresa, Parés i Solé SL, que desde entonces ha acumulado un activo cercano al millón de euros, conseguidos en su mayor parte de contratos con la ACM, para la que redactaba resúmenes de prensa, estudios de mercado o gestionaba publicidad, entre otras actividades; algo sorprendente cuando la empresa no cuenta con oficina ni trabajadores contratados. La estructura se compone de un administrador único y una sede social, que ha pasado por diferentes viviendas ?entre ellas la de Matas- e inmuebles desde su creación.

Según El País, el funcionamiento de Parés i Solé SL consistía en facturar como propios trabajos de los proveedores de la ACM, por los que pasaba facturas por conceptos de difícil justificación.

Josep Maria Matas ha sido el secretario general de la ACM entre 2005 y 2011, hasta que su nombramiento para su actual cargo de confianza en la Diputación de Barcelona, por el que ingresa 108.000 euros brutos al año, le llevó a dejar la Asociación, que estaba presidida por Salvador Esteve, actual presidente de la Diputación de Barcelona.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH