Hacia donde debería ir el mercado laboral

Redacción Catalunyapress

Ante el debate sobre las reformas laborales hay siempre un planteamiento reactivo "me gusta", "no me gusta", "se han pasado", "es insuficiente", "recorta derechos laborales", "permite funcionar a las empresas". Y aunque todo el mundo tiene en mente que tipo de instituciones de mercado labora quiere y como quiere que estas sean, se suele funcionar en una comparación sobre el "status-quo".

Desde el punto de vista sindical tendemos a reaccionar a la defensiva y es normal, el derecho laboral y las instituciones del mercado laboral son la delgada línea de defensa de los trabajadores frente a un mercado que busca mercantilizar las relaciones laborales bajo la excusa de que así son más eficientes, sin tener en cuenta que hay una asimetría clara entre el empleador y el empleado y que así se entienden en todas las legislaciones laborales de occidente. Por ello cualquier reforma laboral es analizada, siempre, en "cuantos derechos nos recortan".

Desde un punto de vista del trabajador es normal que los sindicalistas reaccionen así, no solo por la diferencia entre "insiders y outsiders" y la situación en España de un equilibrio alrededor de una alta protección del empleo y un mercado laboral poco eficiente para generar empleo y un ridículo colchón público alrededor del desempleado. Los propios "outsiders" del mercado laboral están mentalmente considerándose insiders y esperan "llegar a la gloria de un trabajo indefinido y protegido". Normal que desde el mundo sindical reaccionemos a la defensiva, más con una reforma laboral que lo que hace es recortar derechos laborales sin, a cambio, ayudar a generar empleo o reducir la dualidad del mercado laboral.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH