"Nada apunta a que ETA mantenga su infraestructura"

|

El consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, ha reconocido que las relaciones de su formación con PNV no pasan por el mejor momento y ha acusado al presidente de la formación jeltzale, Iñigo Urkullu, de "poner en duda la solvencia de Euskadi por interés partidista". Asimismo, ha recordado que ETA es "una organización clandestina" que tiene que mantener una infraestructura para mantenerse en ella, pero "nada apunta" a que la mantenga para recomponer su estructura.

En una entrevista publicada por El País, recogida por Europa Press, el titular de Interior ha sido preguntado por si ETA pretende mantener una estructura larvada en la clandestinidad y ha recordado que ETA "es una organización clandestina" y, como tal, "tiene que mantener una infraestructura para mantenerse en esa clandestinidad".

"Otra cosa es que se pretenda interpretar que esa infraestructura se mantiene para recomponer la estructura terrorista y poder realizar atentados. De todos los datos que tenemos, nada apunta en esa dirección", ha advertido.

Asimismo, ha mostrado su confianza en que el Gobierno central tenga "la inteligencia política y la altura de miras" como para "seguir impulsando una política que contribuya a que ETA se disuelva definitivamente, sin ninguna contraprestación, y a que los radicales, de paso, no tengan ya excusa para jugar al victimismo".
CRISIS

Rodolfo Ares ha indicado que, "como el resto de las instituciones", el Gobierno vasco padece "dificultades por la crisis", pero ha matizado que "vamos a seguir pagando; a seguir siendo los primeros en pagar".

Preguntado por las declaraciones de Iñigo Urkullu en las que éste señalaba el riesgo de quiebra en Euskadi, Ares ha lamentado que el presidente del EBB del PNV "no solo ha difundido y manipulado conversaciones privadas, sino que ha cometido la irresponsabilidad de hablar de quiebra en Euskadi, generando una situación de incertidumbre y desconfianza que no se ajusta a la realidad".

En este sentido, el responsable de la Ertzaintza aclara que el PSE no ha roto relaciones con los jeltzales, "si bien es cierto que tampoco pasan por su mejor momento".

Tras reconocer que el Gobierno de Lakua "como el resto de las instituciones, tenemos dificultades por la crisis", ha subrayado que "estamos realizando esfuerzos para ahorrar y mantener servicios públicos".

"Y también estamos endeudándonos porque no vamos a sacralizar el déficit. Cerramos 2011 con más déficit, pero sin recortar servicios esenciales. Tambien vamos a seguir pagando; a seguir siendo los primeros en pagar", ha expresado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH