PANTEONES

Redacción Catalunyapress

En Madrid, en el distrito de Retiro, existe un edificio magnífico de estilo neobizantino que responde al nombre de Panteón de hombres Ilustres y que, en realidad, solo alberga actualmente los de Canalejas aunque merece la pena ser visitado porque, en su interior, se encuentran obras escultóricas de una belleza digna de admirar.

Al final de la calle Mayor hay otro edificio de estilo barroco que acoge el Consejo de Estado, institución que tuvo su origen durante el Reino Visigodo y que los sucesivos monarcas mantuvieron como un órgano consultivo del rey.

Dicen que emite dictámenes sobre cuantos asuntos someta a su consulta el Gobierno y sus miembros, según reza el Artículo 2.2. de la Ley Orgánica; también dice ese mismo artículo que el Consejo de Ministros puede resolver por su cuenta siempre que disienta de lo dictaminado por tan pomposo Consejo.

En la práctica, se quiera vestir como se quiera y ponerle los adornos que gusten sus integrantes, esta Institución es un panteón de vivos donde, poco a poco, se van incorporando personajes que fueron y ya no son y gracias a esta inveterada costumbre hispana de mantener fueros y huevos, perciben interesantes emolumentos y que unidos a los gastos propios de tan noble institución consumió en 2011 de los presupuestos DIEZ MILLONES CUATROCIENTOS SETENTA Y SEIS MIL EUROS.

¡Y otra de gambas!

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH