Homs confirma que el Govern trabaja en nuevas tasas para el agua

|

P. Alegre.- El portavoz del Govern, Francesc Homs, ha confirmado este martes en rueda de prensa que la Generalitat está trabajando "en nuevas tasas sobre el agua, que están pendientes de la negociación final de los presupuestos", y que trasladará a los ayuntamientos y las empresas privadas de suministro de agua nuevos costes y responsabilidades tributarias.

Homs ha destacado en la rueda de prensa posterior al Consell de Govern el plan para sanear las cuentas de la Agencia Catalana del Agua y ha admitido que comportará nuevas responsabilidades a las empresas suministradoras de agua.

Para reducir la deuda del ACA, el Govern prepara un "gravamen por el agua que se escapa en pérdidas", que según el portavoz, "no es un nuevo canon, sino una modificación del canon". Estos impuestos los recaudan las empresas suministradoras de agua, tanto públicas como privadas, en función del municipio, pero el matiz diferenciador es que a partir de ahora las empresas asumirán los impagos de los morosos y deberán ingresar en las cuentas del ACA la cantidad estipulada en el canon, aunque no la hayan cobrado.

Según Homs, el Govern "podría hacer luego un seguimiento" de la morosidad y estos cambios "no tienen por qué repercutir luego en el precio del agua", algo de lo que discrepa el PSC, como explicó este martes a PressDigital el diputado del PSC Jordi Terrades, quien señaló que "al final, habrá un incremento de costos derivados de estos impagos que tendrán que soportar los ayuntamientos o las empresas y tarde o temprano esto acabará repercutiendo en las tarifas". Terrades señala que el cambio es que en lugar de ser el conceller Recoder quien anuncie el incremento del precio del agua, serán los alcaldes de turno.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH