LOS PASILLOS

Redacción Catalunyapress

Como es natural, seguí sin perder ripio cuanto se publicaba en la red sobre la jornada del sábado en el 38º Congreso del PSOE; personalmente, me traía al fresco quien se llevase el agua a su molino pero tengo por costumbre y por deformación profesional no dejar que pase la historia de estos últimos tiempos por mis gafas sin empaparme a fondo de cuanto ocurre a mi alrededor.

La pendencia entre los dos candidatos se me antojó expresión pública de lo que estaba ocurriendo por los pasillos y la experiencia me hizo apostar por Rubalcaba en la quiniela que se montó en mi reducido círculo familiar. Recordaba una situación parecida, hace un millón de años, en una agrupación socialista de Madrid donde también se vivía el emocionante trámite de confeccionar las listas electorales. "Fulanito no se puede quedar fuera, acaba de comprarse un piso y tiene que pagar la hipoteca". Dijo quien dirigía los debates. Y Fulanito, entró en las listas a caballo de un argumento político de tal magnitud.

Muchos de los delegados que acudieron al congreso, son gentes de modesta economía, no figuran en puestos de relumbrón y gracias a una concejalía, un lugar al calor de una diputación o cualquier otra gabelilla, van tirando. Me estoy imaginando, por los pasillos del hotel sevillano, aquellos mandamases que deseaban la victoria de Rubalcaba haciendo campaña con inocentes preguntas a los delegados más frágiles: ¿Te queda mucho por pagar del piso? ¿Tu hija trabaja en el partido, no? ¿Qué tal le va a tu mujer en la diputación? Todo ello seguido de la seña que, en el mús., corresponde a la "treintayuna".

Y los discursos de los candidatos, dicen los periódicos, fueron determinantes en el desplazamiento de cincuenta votos que dieron la victoria a Rubalcaba. ¡Venga ya!

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH